El PP pide la dimisión de Fernando Elboj y María Jesús Tovar

La sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo sobre el área 3, anulando el convenio urbanístico del Ayuntamiento, ha provocado una auténtica tormenta política. El Partido Popular ha pedido este miércoles al alcalde de Huesca, Fernando Elboj, y a la directora provincial de Obras Públicas y Urbanismo, María Jesús Tovar (ex edil de Urbanismo), que dimitan. El alcalde considera que estas peticiones son "excesivas" y no recurrirá la sentencia. Tovar ha declinado hacer cualquier tipo de declaración sobre este asunto.

El Partido Popular ha elevado este miércoles el tono de las críticas al consistorio. El portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro, ha asegurado que Fernando Elboj ha perdido el juicio, pero no sólo en cuanto al proceso en los tribunales. Bermúdez de Castro ha tachado de "desvergüenza" las declaraciones del alcalde de Huesca, que este martes restaba importancia a la decisión judicial.

Por eso, el portavoz popular dice que la directora provincial de Obras Públicas no puede seguir en el cargo "ni un día más". Roberto Bermúdez de Castro también ha pedido que Fernando Elboj asuma su "responsabilidad política". En estos casos, la única forma, ha dicho el portavoz popular, es "irse a casa".

Preguntado por las peticiones de dimisión de la oposición, el alcalde de Huesca ha insistido en que la sentencia sólo afecta a una parte "no esencial" del convenio. Elboj considera que no ha lugar pedir responsabilidades políticas y que pedir dimisiones "es un exceso".

RESTO DE LOS GRUPOS MUNICIPALES

Chunta Aragonesista, tras conocerse la sentencia del Área 3, considera que es necesario un cambio en el urbanismo pasando a un modelo que potencie la ciudad consolidada, la vivienda protegida y las infraestructuras de comunicación básicas. CHA dice que una vez más reaparecen con toda su crudeza los graves defectos del actual PGOU. Los nacionalistas destacan que el Ayuntamiento de Huesca actuó de forma ilegal, un claro indicador de las malas prácticas usadas por los gestores, especialmente del PSOE, de la política urbanística oscense, y añaden que ecudarse, como hace Fernando Elboj, en que no pasa nada porque la nueva normativa en la materia ya ha puesto contra las cuerdas este convenio, demuestra escapismo y poca valentía para asumir las consecuencias de una actuación profundamente negligente y cargada de despropósitos. Finalmente, desde CHA se dice que en estos momentos infraestructuras tan capitales como la conexión de la calle Fraga con Lucas Mallada o la ronda de la Industria vuelven a estar en el aire.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida recuerda que la posición de la justicia concuerda con la suya y la coalición de izquierdas dice que fue la única fuerza política en oponerse al plan parcial y también el único grupo municipal que ha presentado alegaciones a dicho plan, siendo la primera de ellas su retirada por no cumplir los criterios de racionalidad urbanística que se pretendían en el PGOU. Para IU, esta sentencia debe servir de aviso para que el PSOE paralice el desarrollo de los suelos urbanizables, no solo el área 3, si no también el entorno de Salas y no se vayan a aventuras como Lomacillas y en tercer lugar se centre la actuación urbanística en actuar en los vacíos internos como Fosal de Moros, los terrenos de la antigua Cárcel o las Harineras.

Por su parte, el Partido Aragonés, ha pedido tiempo antes de pronunciarse sobre este asunto. Primero quiere conocer la sentencia de primera mano, ha señalado el Portavoz de los aragonesistas, Fernando Lafuente, y luego solicitar la asesoría y la opinión de los servicios técnicos municipales.

Comentarios