Trufa-te busca la dinamización y la difusión de la trufa altoaragonesa

La provincia de Huesca se ha convertido en un referente a nivel nacional en cuanto al cultivo de trufas, sin embargo el consumo de este hongo no es habitual. Con las jornadas de degustación que ha programado la Diputación Provincial en seis restaurantes de Huesca, se busca la difusión de este noble elemento culinario.

La provincia de Huesca cuenta con más de 500 hectáreas de cultivo de truficultura, unas cifras que se han aumentado significativamente desde el año 2002, momento en el que se comenzó a fomentar el cultivo de la trufa desde el área de iniciativas locales de la Diputación Provincial. Este hongo ofrece unas cualidades gastronómicas enormes que muichos gastrónomos desconocen.

Las Jornadas comenzarán con una "demostración" el 23 de febrero en el Restaurante Abba Mía y continuarán desde el 28 al 9 de marzo, además de en el mencionado establecimiento, en los restaurantes Arazo, Lillas Pastia, Navas Las Torres y en la venta del Sotón.

Además, la provincia de Huesca va a impulsar nuevas técnicas en el cultivo y en los usos de la truficultura con un centro de investigación que colocará a Graus como un referente nacional en la truficultura. La inversión de la diputación ha sido de más de 2 millones de euros a lo largo de los últimos 6 sños y ha beneficiado a 180 agricultores.

Trufa-te es una iniciativa que busca la dinamización del hongo a través de la degustación popular del tuber melanosporum o trufa negra. Los precios serán populares y será de 2 euros que comprenderá la degustación de dos platos y una copa. Con platos tan sugerentes como tostada de pan artesaqno con aceite de trufa, fiambre de gallina trufado, la patata hueca trufada o un postre como el pastel de queso y trufa.

Comentarios