El general Coll se despide en la Ciudadela de Jaca de su vida militar activa

El General Jaime Coll comenzaba hace 35 años su vida militar activa en la Ciudadela de Jaca y ahora se ha despedido también en la Ciudadela como Jefe de las Tropas de Montaña Aragón. En su despedida ha expresado un sentimiento de gratitud para todos.

Audio sin título

En el acto de despedida ha participado una formación militar donde estaban representados los tres batallones de la Jefatura de Tropas de Montaña, El Galicia 64 de Jaca, el América 66 de Pamplona y el Arapiles 62 de Gerona, así como el grupo logístico del Sancho Ramirez de Huesca.

En su alocución de despedida , el general Coll, ha señalado que “el Ejercito me ha dado todo lo que soy” y me ha proporcionado la posibilidad de vivir diversas situaciones, dentro y fuera de nuestras fronteras.

En el acto de despedida no llevaba la clásica boina de Montaña sino la gorra con la que hace 35 años venía al Pirineo Aragonés, en concreto al batallón Gravelinas de Sabiñanigo.

El general Coll señalaba que estos últimos tres años que ha estado al frente de la Brigada Aragón y la Jefatura de Tropas de Montaña han sido un regalo.

El general Jaime Coll pasará a la reserva y el Ministerio de Defensa tendrá que nombrar un nuevo Jefe de la Jefatura de Tropas de Montaña. Hasta entonces de forma interina el Coronel Cabanas, como coronel más antiguo, estará al frente de la Jefatura de Tropas de Montaña.

El acto militar ha concluido con un desfile de las unidades militares participantes por la avenida Francia , avenida Primer Viernes de Mayo y la avenida Regimiento Galicia.,

El día 1 de enero de 2008 se hacía efectiva la puesta en marcha de la Jefatura de Tropas de Montaña, cuyo cuartel General está en el acuartelamiento San Bernardo de Jaca y sustituye Brigada Aragón. Está a disposición de la Unión Europea, dentro del Battle Group ó batallón Europeo. De esta Jefatura de Tropas de Montaña dependen tres regimientos, el Galicia 64 de Jaca, el América 66 de Pamplona o el Arapiles 62 de Gerona. También cuenta con el apoyo logístico del acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca.

Una de las novedades de esta nueva Jefatura de Tropas de Montaña es la incorporación del Regimiento Arapiles 62 de Gerona. Este Regimiento aporta sus capacidades operativas e instalaciones al conjunto de las tropas de montaña. Está compuesto por más de 400 militares profesionales y ha participado en la misión SFOR en Bosnia-Herzegovina, lo que le hacen acreedor de un alto grado de adiestramiento y operatividad.

El total de militares de la nueva Jefatura de Tropas de Montaña sobrepasa los 1.900, constituyendo la única Unidad del Ejército de Tierra con capacidad de vivir, moverse y combatir en terreno de montaña y alta montaña, así como en escenarios de clima de frío extremo.

Comentarios