El PAR de Huesca y La Hoya reivindican que el nuevo Plan de cuenca mantenga" como mínimo ", la reserva de caudales para la comarca

Las comisiones permanentes de los comités comarcal de Hoya de Huesca y local de Huesca del Partido Aragonés (PAR) han celebrado una reunión conjunta extraordinaria, en la que han acordado hacer público su planteamiento reivindicativo “a fin de que el próximo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro -actualmente en proceso de revisión- mantenga, como mínimo, la reserva de caudales prevista para esta comarca en el vigente plan”.

Esta posición, según ambos comités, “se fundamenta en que las necesidades de abastecimiento en el presente y en el futuro para la Hoya y para la ciudad de Huesca deben ser respetadas, porque la garantía del agua es condición ineludible para culminar los proyectos de desarrollo largamente demandados, como es el caso de los regadíos de la comarca, y así mismo para afrontar posteriores desarrollos agrícolas, industriales, de ocio y suministro urbano. Ahora, podríamos decir: ni un hectómetro menos, ni un paso atrás”.

En consecuencia, estos órganos territoriales del Partido Aragonés han apoyado “la postura del presidente de la Comarca de la Hoya, Pedro Bergua, que ha defendido con firmeza esta reserva caudales en las reuniones de consulta que la Confederación Hidrográfica del Ebro está manteniendo con actores sociales e institucionales, durante la fase previa a la redacción del nuevo plan, adaptado a la Directiva Marco del Agua, que estará culminado a finales de 2009”.

El actual Plan Hidrológico, aprobado en 1996, señala que aumentar la productividad de la agricultura en la comarca oscense y potenciar su sector agroindustrial, contribuirá a estabilizar la población y desarrollar esta zona de influencia de Huesca, además de suministrar otras demandas que se puedan producir. Para ello, menciona expresamente al Canal de la Hoya e indica que podrán destinarse 50 Hm3 en un primer horizonte, ampliados con otros 40 Hm3 en el segundo.

Regadíos pospuestos

Los comités del PAR han querido poner de manifiesto que “en modo alguno sería aceptable un retroceso en este aspecto o una minoración de los 90 hm3, sino el análisis de su posible incremento, la adecuación de las perspectivas de regulación para ulteriores concesiones y la valoración del incumplimiento de compromisos como los contenidos en el Plan Nacional de Regadíos [2002], con un primer término inicialmente programado para 2008, cuando ya deberían estar transformadas en regadío hasta 10.800 hectáreas entre las señaladas para localidades como Gurrea de Gállego o Alcalá de Gurrea y las ‘manchas verdes” en otras zonas de la Hoya de Huesca, incluido Biscarrués. Sin embargo, no se ha impulsado esta transformación ni la modernización de otros riegos también anunciada, beneficiosa para el entorno de la capital”.

El PAR de Huesca y la Hoya denuncian que “a la vista ese calendario y datos, es evidente que se acumula un negativo retraso en el fomento del desarrollo de la zona a partir del aprovechamiento del agua que discurre por cauces o se embalsa en la propia comarca. Se trata de una aspiración de varios siglos, mantenida por los vecinos de nuestros municipios y de la capital y reafirmada por la acción de instituciones y entidades como la Asociación pro-Canal de la Hoya que ya en 1994, solicitó formalmente la concesión de caudales -entonces 130 Hm3-, sin obtener respuesta. Esa contestación se sigue demorando para este territorio y sus habitantes”.

Comentarios