Se cierra un fin de semana de "alta ocupación" en las estaciones de esquí

2005012121 esquí.JPG

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés han vivido el mejor fin de semana de la temporada con una gran ocupación de esquiadores en pistas. Los responsables de los centros invernales de Astún, Candanchú, Cerler, Formigal y Panticosa, han señalado que este ha sido un fin de semana de alta ocupación comparable a la Navidad.

Las condiciones del tiempo, con cielo despejado, buena visibilidad, temperaturas suaves y 300 kilómetros de zona esquiable en las estaciones del Pirineo Aragonés, han sido los factores que han propiciado este buen fin de semana. A esto hay que añadir, que durante la semana la ocupación en pistas también ha sido buena. La primera quincena de febrero es el tramo central de la temporada, y el balance que se puede hacer hasta el momento es positivo, sobre todo si lo comparamos con el pasado año.

Para los próximos días, los centros meteorológicos anuncian pocos cambios, con lo que los amantes de la nieve y de las diferentes modalidades del esquí tienen prácticamente asegurado el sol y la tranquilidad en cuanto al tiempo se refiere. A pesar de estas buenas noticias, los expertos aconsejan que los esquiadores no se relajen, pues a primera hora de la mañana la nieve suele estar dura por lo que se pide precaución. También se ha pedido mucho cuidado acerca del tema de los aludes, ya que fuera de pistas sigue habiendo riesgo.

Las estaciones aragonesas están poniendo a disposición de sus clientes más de trescientos kilómetros esquiables, y eso sin duda atrae mucho turismo a nuestra provincia. Es por ello que ha sido un fin de semana de alta ocupación en los centros invernales y en las poblaciones de segunda residencia a pie de pistas como Jaca, Villanúa, Canfranc, Castiello, Biescas, Sallent, Panticosa o Benasque.

Comentarios