Más conductores irán a la cárcel por conducir habiendo consumido alcohol

2003122424 alcoholemia.jpg

Aumentan los casos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Un delito que siempre ha existido y que es por el que más procedimientos se siguen y más condenas se dictan, tanto en Huesca, como en otras ciudades españolas. Sin embargo, la reforma del Código Penal, publicada en el BOE del pasado 4 de diciembre, conllevaba el nombramiento de un Fiscal de Sala Especial en materia de Seguridad Vial (en Huesca es una fiscal la encargada de este asunto), además de un incremento de los procedimientos judiciales por estos delitos. Y es que, con la nueva reforma, se permite que una persona que conduce bajo la influencia de bebidas alcohólicas, vaya a la cárcel.

Hasta ahora, el delito se sustanciaba con multas y privación del permiso de conducir.

El Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Huesca recuerda dos cuestiones. Por una parte, la existencia de la posibilidad de ir a la cárcel, no significa que todo el mundo detenido por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, vaya a ser condenado en ese sentido, ya que el código permite prisión o multa Por otro, indicaba que habrá que ponderar distintos asuntos: la reincidencia del conductor en el delito, así como la gravedad de la conducta.

La reforma del Código Civil incluye otros aspectos, como el que, a partir de ahora, se castigue la velocidad excesiva como delito. Un asunto que presenta dificultades, como la de demostrar quién conducía un vehículo a gran velocidad, que ha sido multado por un radar.

Y finalmente, considera que es necesario controlar mejor el cumplimiento de las penas. Si hay retirada del carnet de conducir, será obligatorio confirmar que esa persona no conduzca. De hecho, conducir con el carnet retirado constituye un nuevo delito.

Comentarios