La idea de transformar el Parque de Bomberos en aulas para el colegio San Vicente plantea dificultades

2003032020 bomberos.JPG

La idea de destinar la ubicación del actual Parque de Bomberos a un espacio que formase parte del Colegio San Vicente puede ser "compleja" y, en cualquier caso, sólo saldría adelante a medio o largo plazo. Por un lado, podría ser necesario utilizar también parte de la plaza Mosen Demetrio Segura; por otro lado, habría que habilitar una pasarela para que los niños pasasen al actual centro escolar sin peligro.

Todavía hay que desarrollar mucho la idea para destinar el actual Parque de Bomberos, una vez éstos se trasladen al Área 13 (al norte del polígono Monzú, lindando con la Ronda Norte). Por el momento, el alcalde de Huesca se ha ofrecido hacer una cesión del edificio del Parque de Bomberos al Departamento de Educación para que se ubicase allí una sección de 0 a 6 años del colegio San Vicente. Así, éste sería el primer centro educativo oscense en impartir clases de 0 a 12 años.

Sin embargo, el proyecto puede tropezarse con varias dificultades. Por un lado, el espacio actual del Parque de Bomberos podría no ser suficiente para acoger todas las aulas necesarias para la etapa 0-6 años; teniendo en cuenta, por ejemplo, las dimensiones del recién inaugurado Centro Municipal de Educación Infantil 0-3 años del Ayuntamiento. Para conseguir más espacio, una alternativa sería ocupar una parte de la plaza Mosen Demetrio Segura. Recordamos que justo enfrente se está construyendo la mayor plaza de la ciudad, frente a la Residencia de Niños, que se llamará "Plaza de la Constitución".

Otra dificultad sería la necesidad de construir una pasarela para que los niños que acudan a la ubicación del actual Parque de Bomberos puedan trasladarse al actual colegio San Vicente (para acudir al comedor, por ejemplo) sin peligro.

En cualquier caso, lo que está claro es que el colegio San Vicente necesita una ampliación. De hecho, antes de plantearse esta idea de aprovechar el espacio del Parque de Bomberos, la intención era levantar cuatro aulas en una terraza del centro que ahora queda encima de la Ronda Montearagón. Ese proyecto quedó paralizado porque se presentaron unas alegaciones al aprobarse el Plan de la Muralla. De todas formas, también era un proyecto con dificultades: haría falta dinamitar la parque queda debajo de esa terraza para hacer una nueva construcción.

Comentarios