El 061 Aragón trabaja en diferentes programas para mejorar la calidad asistencial

El 061 Aragón trabaja en diferentes programas para mejorar la calidad de la asistencia urgente a los ciudadanos, como el de atención especial a mujeres con embarazos de alto riesgo o los rescates de montaña. Dentro de estos programas especiales, el más antiguo es el PAUSA (Plan de Asistencia Urgente para Personas Sordas de Aragón), que establece unos mecanismos concretos para poder dar asistencia a personas sordas a través de un protocolo alternativo a la llamada telefónica. Actualmente hay 198 abonados a este sistema.

 

Dentro de estas iniciativas destacan las que trabajan por lograr una activación lo más rápida posible de los mecanismos de respuesta cuando se plantean determinados problemas vasculares, donde el tiempo es clave para la recuperación del paciente. Concretamente son la Fibrinólisis pre-hospitalaria (revascularización del Síndrome Coronario Agudo), el código ictus (Revascularización del infarto cerebral) y la alerta hemodinámica, de los que se han realizado 78, 53 y 207 activaciones respectivamente durante 2007.

 

Además, desde el centro regulador del 061 Aragón se realiza una importante labor de apoyo a los Puntos de Atención Continuada de Atención Primaria y de gestión de camas de UCI, decidiendo a que hospital se lleva al paciente que requiere cuidados intensivos según los recursos disponibles en ese momento.

 

Actualmente, el servicio tiene diferentes programas especiales en desarrollo con grupos de riesgo, concretamente con niños enfermos y con mujeres con embarazos de riesgo, para obtener la información detallada de estos pacientes y poder así tenerlos más controlados y responder a las necesidades que se plantean más rápidamente.

 

En los programas especiales también se incluyen los rescates de montaña, donde se trabaja en colaboración con otras instituciones como la Guardia Civil; en 2007 se llevaron a cabo 223. Por último, el 061 ha participado este año, por primera vez, en la expedición que la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas lleva a cabo en la Base Antártica Española Juan Carlos I, ubicada en la Isla Livingston (Archipiélago de las Shetland del Sur). Dos médicos de esta unidad han sido los encargados de prestar la asistencia sanitaria a las personas allí desplazadas y han colaborado en actividades propias de la Base.

 

También ha sido el servicio encargado de organizar como será la asistencia sanitaria en el recinto Expo, según quedó recogido en el convenio marco firmado por Expo y el Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón. Expoagua habilitará tres centros asistenciales. Uno de ellos tendrá la calificación de Centro Médico Principal (CMP) y contará con 120 m² una superficie en los que se habilitarán una sala de espera; 2 boxes de consulta médica, exploración y curas; 2 boxes de cuidados intensivos (con equipamiento electromédico para estabilización, monitorización y respiración asistida de soporte vital avanzado) y una zona para el personal sanitario de servicio.

Los otros dos centros sanitarios tendrán la calificación de Puntos de Atención Médica (PAM). Cada uno de ellos tendrá una superficie mínima de 50 m² en la que se instalarán una sala de espera; un box para las consultas médicas, exploración y curas, y un aseo. Expoagua también facilitará 3 vehículos eléctricos de 4 plazas, para realizar asistencias in situ, con capacidad para trasladar pacientes en camilla.

Además, el 061 Aragón aportará una UVI móvil y una ambulancia convencional y los recursos humanos para prestar asistencia sanitaria en los dispositivos antes citados. En el horario de apertura al público habrá permanentemente 2 médicos, 4 enfermeros y tres auxiliares de enfermería, todos ellos entrenados para atender urgencias y emergencias, además de un enfermero teleoperador ubicado en el Centro de Coordinación de Operaciones de la Expo (CECOR), donde se recibirán las llamadas de alerta. Durante la madrugada, para la atención de incidencias habrá un médico y un enfermero de guardia.

 

Balance de actividad

 

El 061 Aragón registró el año pasado 352.749 llamadas y dio atención a 153.820 personas. Para todo ello, se movilizaron 139.123 recursos. Además, se hicieron 3.751 traslados interhospitalarios. Estos son los datos básicos del balance de actividad del 061 un servicio que, además de dar cobertura sanitaria de emergencias, desarrolla una importante labor formativa tanto interna como externa. De esta forma, en 2007 se programaron 21 cursos para la formación continuada de los profesionales de este servicio que contaron con 451 alumnos, mientras que hacia el público externo se llevaron a cabo 50 actividades, a las que acudieron 1.468 alumnos.

Comentarios