La infanta Elena inaugura el remozado Teatro Olimpia

El Teatro Olimpia renace tras 83 años de Historia, desde que fuera inaugurado en 1925 (con la actuación de Miguel Fleta) y tras dos años de obras de rehabilitación y ampliación (con una inversión de 6 millones de euros). La infanta Elena estaba presente en el inicio de la nueva andadura del Olimpia, con protagonismo también para la mezzosoprano Teresa Berganza (que ofrecía un recital). La infanta Elena descubría una placa conmemorativa, en recuerdo de Antonio Pié y de su hijo Anselmo, impulsores de esta infraestructura.

Audio sin título

Desde primera hora de la tarde un buen número de oscenses se congregaban ante la fachada de estilo neoclásico del Teatro Olimpia; eran saludados por la propia infanta, sobre todo, después del recital. La infanta recorrió las vallas de seguridad para dar la mano a los presentes.

El periodista de la Cadena SER Luis del Val presentaba el acto y mostraba su satisfacción por la reapertura de un teatro, ya que la prosperidad de una instalación de estas características está ligada a la prosperidad de una ciudad, y valoraba que la iniciativa privada acometa obras de estas características.

El "nuevo" Teatro Olimpia es el resultado de unos dos años de obras promovidas por la Fundación Anselmo Pié Sopena. La inversión ha ascendido a 6 millones de euros. El presidente de la Fundación Anselmo Pié, Manuel Pérez, asegura que el Teatro Olimpia es, ahora mismo, el mejor teatro de Aragón. Sin embargo, según Pérez, la rehabilitación sólo es el primer reto: ahora, habrá que darle contenido.

La directora del Teatro Olimpia, Lorena Blasco, apunta que en los próximos meses se va a desarrollar una programación variada y dirigida a todo tipo de público, para que los oscenses y visitantes conozcan el Teatro Olimpia. Van a participar artistas de la talla de Ainhoa Arteta, Moncho Borrajo y Federico Luppi, por poner algunos ejemplos.

Ha sido una obra proyectada y dirigida por el arquitecto oscense Eduardo Cuello, nieto del contratista de la obra original del Olimpia, Francisco Oliván. La maquinaria escénica y el equipamiento técnico de la iluminación y el sonido también lleva firma oscense: se ha encargado la empresa Rampa. Curiosamente, dos de sus responsables, Álvaro y Leonardo Bitrián, son hijos del encargado del cinematógrafo y nietos del encargado de la guardarropía durante parte de la primera etapa del Olimpia.

Renace el Teatro Olimpia, edificio por el que han pasado figuras del espectáculo como Antonio Machín, Montserrat Caballé y Lola Flores, por poner algunos ejemplos.

CARACTERÍSTICAS

Con una superficie de 540 metros cuadrados y un aforo de 776 butacas, el Teatro Olimpia cuenta con una fachada de estilo neoclásico, a modo de templo griego, con seis columnas estriadas de orden jónico que sostienen un frontón decorado con un escudo de Huesca y dos figuras, la Gloria y la Fortuna, que desaparecieron durante los bombardeos de la Guerra Civil y ahora se han recuperado.

En el interior, destaca la gran lámpara central, de estilo Art-Decó, que se piensa que se adquirió en París. Además, predominan los elementos clásicos, con molduras con motivos geométricos y una serie de figuras a modo de "triunfi", como doncellas con túnicas, jóvenes en cuadrigas o figuras que simbolizan la música y el teatro.

La caja escénica se ha ampliado, con dos metros más de ancho en su embocadura y 3,5 metros más de profundidad, lo que ha supuesto una modificación de los palcos. Además, se ha construido un nuevo foso de orquesta dotado de tres alturas para las diferentes necesidades de cada espectáculo y el patio de butacas ha descendido un metro para poder escalonar las filas de asientos y mejorar la visibilidad.

Comentarios