UGT : “ Las rebajas no pueden ocultar la inflación “

En el último mes han descendido los precios tanto en Aragón como en España por el efecto de las rebajas en las prendas de vestir y el calzado. Teruel sigue siendo la provincia aragonesa más inflacionista a pesar del importante descenso mensual de los precios que ha experimentado.

Intermensual

El índice de precios de consumo en España ha descendido seis décimas en el último mes. El principal responsable de esta reducción es el Vestido y el Calzado (estamos en plenas rebajas de invierno). También ven descender los precios el Ocio y la cultura (en su mayor parte los precios de los viajes organizados) y el menaje. La bajada de los precios de consumo en Teruel (un punto y una décima) ha superado en gran medida la referencia del conjunto nacional. En Huesca y Zaragoza se reduce seis décimas, al igual que en la media española.

Interanual

La tasa de variación interanual del IPC ha aumentado una décima y se ha situado en un 4,3% en España. En nuestra Comunidad Autónoma la tasa interanual asciende dos décimas y se coloca en un 4,6%, tres décimas por encima de la media nacional. En las provincias aragonesas, Teruel registra un comportamiento más inflacionista (5,6%). En Huesca y Zaragoza se mantienen unas tasas de crecimiento inferior (4,7% y 4,4%, respectivamente), aunque más elevadas que la media nacional.

Conclusiones

En todo caso, las subidas de precios repercuten en el poder adquisitivo de la población y en el caso del encarecimiento de la alimentación en mayor medida en la población con menores ingresos dado que destina una mayor proporción de su presupuesto a dichos productos (a lo que hay que añadir otras realidades como la subida de los pagos mensuales de las hipotecas por el aumento de los tipos de interés). Una familia destina entre el 65% y el 75% de su salario bruto mensual para dar cobertura a sus gastos más básicos llevando una vida digna, siendo su capacidad de ahorro prácticamente nula. Éste porcentaje llega al 95% para aquellas familias cuyos miembros trabajan en las ramas menos tecnificadas y peor remuneradas. Para mejorar la situación de las familias más modestas es necesario lograr que los salarios mínimos de convenio no sean en ningún caso inferiores a los mil euros. Además, las cláusulas de garantía salarial en los convenios colectivos son una salvaguarda del poder adquisitivo.

Comentarios