Territorios altoaragoneses y franceses sellan un acuerdo de Cooperación Transfronteriza

 

La Diputación de Huesca, junto con las Comarcas del Somontano, Monegros y Sobrarbe, impulsa las relaciones con el departamento vecino de Altos Pirineos a través de un acuerdo que engloba a seis territorios franceses y altoaragoneses. La declaración institucional que se ha sellado servirá para desarrollar un marco general de cooperación transfronteriza.

En la firma, que ha tenido lugar en Tarbes, han participado el Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela y el Presidente del Consejo General de Altos Pirineos, François Fortassin, además de los representantes de los seis territorios, los máximos responsables de las Comarcas del Somontano, Monegros y Sobrarbe, Jaime Facerías, Manuel Conte y Enrique Campo, respectivamente, y los Presidentes de los países del Valle del Adour, Nestes y Coteaux.

Todos los responsables han coincidido en valorar la importancia de “aunar esfuerzos y recursos” para garantizar la permeabilidad del espacio pirenaico y acometer actuaciones de cierta magnitud en territorios con una frontera común. El texto del acuerdo se refiere a tres grandes objetivos: mejorar la calidad de la población a través de las iniciativas supraterritoriales necesarias, poner en valor los territorios y potenciar la integración transfronteriza sirviéndose para ello de aspectos como la innovación, las actividades económicas, el medio ambiente y los propios ciudadanos.

En palabras del Presidente de la Diputación, Antonio Cosculluela, “es un nuevo cauce para incrementar las líneas de cooperación entre territorios y construir un proyecto integrador”. Antonio Cosculluela recuerda que ahora mismo existen acciones comunes entre los Altos Pirineos y la Comunidad Autónoma como el consorcio para la gestión del túnel de Bielsa o el proyecto Territorios Universitates.

Este acuerdo viene a culminar un periodo de colaboración en diversas iniciativas de desarrollo rural puestas en marcha entre 2000 y 2006 y supone un punto de partida para el impulso de políticas de desarrollo comunes. Las líneas que se recogen ahora van encaminadas a lograr la permanencia de la población en el medio rural, la creación de empleo estable y estrategias para la conservación y potenciación de las comunicaciones a través del Pirineo

En la declaración institucional se incluyen más de una docena de sectores estratégicos de actuación entre los que se encuentran las energías renovables, la cohesión de los espacios transfronterizos, la agricultura sostenible, la comercialización de productos locales y la investigación y transferencia de tecnologías.

 

Comentarios