Los embalses, manzana de la discordia en plena sequía

El agua ha vuelto al primer plano del debate político, con referencias al trasvase y también a las regulaciones hídricas. En plena sequía, se reproduce en 2007-2008 la que se vivió en 2005, en Radio Huesca Digital nos ocupamos de dos posturas antagónicas: los defensores de las obras hidráulicas de regulación y los detractores.

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, el socialista Gonzalo Arguilé, sigue insistiendo en la importancia de llevar a cabo las obras de embalse pendientes. Apunta que Aragón ha llegado tarde en esta materia, frente a lo que ha ocurrido en territorios como Extremadura, Andalucía y Navarra. Incide en la importancia que tienen los embalses para asegurar el caudal mínimo ecológico, el abastecimiento de agua de boca a todas las poblaciones habitadas, para la industria y demás usos, entre ellos el agrario.

Frente a esa postura está la de la Nueva Cultura del Agua. Su máximo exponente es Pedro Arrojo, que apunta que España tiene ya suficientes embalses construidos (dice que es el país del mundo con más regulaciones por habitante y kilómetro cuadrado). Afirma que detrás de la construcción de estas obras hay intereses y negocios, y que sólo eventualmente puede ser necesario construir un embalse.

CRONOGRAMA DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE

Se cierra una legislatura en las Cortes Generales que ha servido para establecer un cronograma sobre las obras de regulación aprobadas en la Comisión del Agua de Aragón.

El Ministerio de Medio Ambiente establecía para el sistema de Riegos del Alto Aragón que en abril de 2008 saldrá a información pública el proyecto de embalse en Biscarrués (de 35 hectómetros cúbicos de capacidad); en septiembre se publicará la Declaración de Impacto Ambiental; las obras saldrán a licitación en diciembre; y la finalización de la construcción está prevista para noviembre de 2011. Respecto a las balsas de regulación interna, en Almudévar y Alcanadre, en junio de 2009 saldrán los proyectos a información pública; en enero de 2010, la Declaración de Impacto Ambiental; en junio se licitarán las obras; estando previsto su finalización para diciembre de 2014. El Instituto Aragonés del Agua se encarga de la balsa de Valcabrera; hay que recordar que Valdeparadas y Agua Baja quedaban descartadas.

En cuanto al Canal de Aragón y Cataluña, el INAGA daba su visto bueno medioambiental al proyecto de construcción del embalse de San Salvador (optimizado, esto es, recrecido respecto a su proyecto inicial); en abril se licitarán las obras; estando previsto el final de las mismas para agosto de 2012.

Comentarios