Competencias hosteleras

Luis Laiglesia

Me ha sorprendido esta semana el asunto de la Escuela-Hotel que se quiere poner en marcha en Arguis.

Más allá de la necesidad que el Gobierno de Aragón tiene de utilizar una infraestructura como la Hospedería de Arguis con la que, por otra parte, no ha ganado para disgustos, no me parece de recibo que desde la Asociación de Hostelería se impulse un proyecto que puede terminar siendo competencia directa de la Escuela de Hostelería San Lorenzo. Escuela que, a pesar de haber recibido mil y una críticas de los Hosteleros, solo ha hecho que formar personal para los bares restaurantes y hoteles de la provincia y colaborar en el desarrollo del sector.

Pero, a cambio, ¿que ha recibido la Escuela?

Solo es necesario echar la vista atrás y recordar los ataques furibundos que en su día se lanzaban desde la Asociación cuando vieron que con el proyecto educativo, igual que en cualquier centro de estas características, se abría también un comedor.

Todavía recuerdo al Presidente de entonces augurar una debacle en los restaurantes de Huesca, que nunca llegó ni se produjo.

A la Escuela se le pidió colaboración para los Talleres de Gastronomía, lo mejor que ha hecho en su historia la Asociación de Hostelería, y se le prestó. Luego pidió a la Escuela formación para los profesionales y se pusieron en marcha ciclos formativos.

Ahora los Hosteleros, por una razón que no alcanzo a comprender, han convencido al Gobierno de Aragón, o más bien tendremos que decir, a un departamento del Gobierno de Aragón, para que invierta en la puesta en marcha de una Escuela-Hotel en Arguis.

Pero la Escuela de Hostelería ha dicho hasta aquí hemos llegado y ha hecho oír su voz. Porque ese proyecto, exactamente ese, ese de la Escuela-Hotel, es el que se quería poner en marcha el curso que viene el IES San Lorenzo y del que depende la ampliación de sus instalaciones.

El Departamento de Industria es muy dueño de tomar la decisión que considere oportuna. No seré yo quien lo critique, porque creo, sinceramente, que es uno de los que mejor ha funcionado en los tres últimos mandatos, pero sí le pediría que recapacite y reconsidere la idea de Arguis que , por otra parte, nos va a costar 3 millones de euros.

Comentarios