Con el nuevo centro de Boltaña, Atades atiende ya a 400 discapacitados

Martillué ATADES

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha inaugurado un nuevo centro ocupacional en Boltaña, unas instalaciones que permiten ampliar los recursos para las personas con discapacidad en la comarca oscense del Sobrarbe.

 

El centro -que tiene como finalidad asegurar los servicios de terapia ocupacional y de ajuste personal y social a los discapacitados, cuando el grado acusado de su minusvalía temporal o permanente les impida su integración en una empresa o en un centro especial de empleo- está ubicado en un local de la antigua escuela-hogar del municipio y cuyo uso ha sido cedido por el Ayuntamiento de Boltaña.

 

Las nuevas dependencias permitirán la atención de hasta 50 personas de la comarca (en la actualidad ya hay 10 usuarios). En este sentido, las instalaciones cuentan con dos aulas: una de informática, equipada con ordenadores, y un aula-taller de mayor tamaño, preparada para desarrollar las actividades correspondientes a los módulos formativos que se impartirán (cerámica, cestería,&). Desde el Departamento de Servicios Sociales y Familia se ha manifestado la intención de concertar plazas en el mismo.

 

La puesta en marcha del equipamiento -de titularidad comarcal, pero que será gestionado por ATADES- ha supuesto una inversión de 230.000 euros. El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), ha colaborado en su construcción con una aportación de 140.000 euros.

La entrada en funcionamiento de este centro se enmarca en el objetivo del Ejecutivo aragonés de dotar a la Comunidad de un mapa de recursos adecuado para elevar el bienestar y mejorar la atención integral a las personas en situación de dependencia.

Contando con el de Boltaña, ATADES ya gestiona seis centros en la provincia, en los que atiende a casi 400 discapacitados psíquicos. En estos espacios, trabajan 230 personas: 180 son profesionales que atienden a los pacientes; los otros 50 son discapacitados intelectuales.

En estos centros se presta ya una atención muy especializada a los discapacitados intelectuales, de los que algunos están en régimen de residencia. Por eso, el gerente de ATADES, José Luis Laguna, opina que la ley de la dependencia es muy importante por el reconocimiento de derechos que supone, pero no supondrá grandes cambios en Aragón a nivel práctico.ATADES coordina la gestión de sus proyectos desde Huesca, aunque intenta que la atención a los discapacitados llegue a toda la provincia. Es un modelo que funciona bien y que se está intentando trasladar, según explica José Luis Laguna, a las provincias de Teruel y de Zaragoza.

Comentarios