María José Pueyo se replanteará su futuro deportivo y familiar, si no va a Pekín

La atleta altoaragonesa está asimilando lo ocurrido en el Maratón de Valencia con ese sabor agridulce que supone haber conseguido el Campeonato de España, pero haberse quedado sin la mínima olímpica que era su gran sueño para culminar su trayectoria en la élite del atletismo. Aunque tiene cuerda para rato y se plantea nuevos retos deportivos, también quiere aprovechar para plantearse otras prioridades en la vida, como señalaba a Radio Huesca Digital: “Sí que me gustaría hacer un paron porque es importante para mi vida también”.

María José Pueyo indicaba que “voy a esperar que pasa con las atletas que quedan por participar y una vez que salga la lista empezare a pensar sobre mí futuro atlético y familiar. He conseguido muchas cosas en estos cuatro años que he estado en la élite, pero aquí no se acaba el mundo. Sé que puedo dar más de sí, pero también busco otras cosas en la vida y tengo una pareja que me ha apoyado en todo momento y creo que también le tengo que dar una alegría”.

La atleta añadía que “me tendré que sentar tranquilamente y a partir del 2 de mayo cuando salga la lista pues plantearme nuevos retos, campeonato del Mundo, hacer mejor maca en medio maratón, un buen 10.000...., cosas de esas que tienes la espina y que con los entrenamientos de Phondy hemos tenido una progresión inmensa y lo que nos queda, podemos intentarlo”.

Sobre la decepción de no conseguir la mínima por tan solo 22”, María José Pueyo apunta que “ya vas asimilando todo lo que ha ocurrido y mirando hacia delante y sabiendo que uno lo ha dado todo y eso no te lo quita nadie. He cumplido la preparación cien por cien y esos 22” no sé donde están. He bajado más de un minuto mi marca personal”. Lo que no le han faltado han sido apoyos: “Todo el mundo, la gente que fue a Valencia a verme y los que no. Todo el mundo estuvo pendiente y si que es verdad que para correr en 2h32’ hay que estar muy fuerte y motivado y a pesar de esos 22” todo el mundo me ha dado la enhorabuena y me ha dado ánimos”.

Lo que sí que tiene claro es que tiene la conciencia muy tranquila y está muy orgullosa de su trabajo: “He tenido una progresión muy importante, pero a veces no puedes conseguir el objetivo final, pero tengo que estar orgullosa porque os puedo asegurar que lo di todo en la carrera. Da rabia, pero bueno estaba peor el lunes y todo lo vas asimilando y ya pensando en otras metas y otros objetivos y el hecho de poder haber intentado ir a unos Juegos Olímpicos que por desgracia no todo el mundo puede intentarlo”.

Sobre las opciones de finalmente acudir a Pekín, la altoaragonesa lo tiene claro: “La verdad es que quedan cinco atletas por correr todavía. Cinco buenas maratonianas que pueden hacer esa marca mínima y yo diría que hay un 99% de posibilidades de que no y un 1% de que nos pueden dar una alegría, pero está muy complicado. Con palabras del seleccionador nacional de que, según dijo, el que no haga la mínima no va a los juegos y yo no la he hecho por consiguiente no tengo ninguna posibilidad”.

María José Pueyo tampoco entiende porque en España se pide 2h32’, una marca que no se conseguido rebajar por una atleta española desde el año 2004 y en cambio la IAFF pide 2h38’ para poder acudir a unos Juegos Olímpicos: “Esta bajada de marcas no sé a que es debido puesto que si no quieren llevar a nadie lo mejor es que lo digan desde el principio y ponen una mínima tan exigente que es muy difícil que la consiga nadie, pero bueno en otros países no es así”.

En definitiva que con la alegría que le caracteriza seguirá mirando al frente con ese tesón y trabajo que le ha permitido llegar a ser una de las mejores deportistas aragonesas y que seguro luchará por nuevos retos deportivos y también por conseguir nuevas metas también en su vida.

Comentarios