La CREFCO propone a los partidos firmar un Compromiso por el Canfranc

2003091312 estacion_canfranc_2525.jpg

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha invitado a los partidos políticos aragoneses con representación en el Congreso y el Senado a firmar un Compromiso por el Canfranc, en el que se comprometen a que los diputados y senadores que resulten elegidos el próximo día 9 de marzo, adoptarán iniciativas parlamentarias para que el Ministerio de Fomento o el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) modernice la línea ferroviaria Huesca-Canfranc por su trazado actual, con el objetivo de que en 2012 esté en condiciones para reabrirse al tráfico internacional, con vías de ancho UIC, electrificadas a 25000 V y capaces de soportar el paso de trenes con cargas de 22,5 toneladas por eje. La firma del Compromiso por el Canfranc se realizará este sábado día 23, a las 9,15 horas, en los andenes de la estación de Plasencia del Monte.

La petición de Crefco viene motivada “por la reciente decisión del Consejo Regional de Aquitania de reabrir en 2010 el tramo Olorón-Bedous. Con motivo del inicio de los trabajos en las pasadas semanas, el presidente de Aquitania Alain Rousset manifestó que su objetivo es conseguir la reapertura total de la línea hasta Canfranc en 2013. Entiende la Coordinadora que si se quiere llegar a esa fecha con la parte española de la línea en condiciones, no hay tiempo para acometer grandes actuaciones, como podría ser el túnel de Sierra Caballera que se encuentra en la fase inicial del estudio informativo.

Para Crefco, la única posibilidad realista es retomar los proyectos entregados a Fomento en 2004 para los tramos: Huesca-Ayerbe (redactado por la empresa Sers Consultores en Ingeniería y Arquitectura, por importe de 42,5 millones de euros), Ayerbe-Caldearenas (TRN Ingeniería y Planificación de Infraestructuras S.A., 35,8 M€), Caldearenas-Jaca (GPO Ingeniería, S.A., 28,1 M€) y Jaca-Canfranc (Saitex S.A., 33,5 M€)”.

“La reciente licitación por el ADIF de la renovación de vía en el tramo Caldearenas-Jaca, por importe de 13 M€, es una actuación de mucho menor calado que la que se pretendía con el proyecto mencionado, cuyo presupuesto más que duplica el de la obra que ahora ha salido a concurso.

El escenario se ha elegido para denunciar que, coincidiendo con la entrada en servicio de la variante de Huesca, el ADIF ha convertido esa estación en apeadero, eliminando el personal que la atendía. El cierre de la estación ha disminuido la ya exigua capacidad de la línea, al eliminar la posibilidad de que se crucen dos trenes en Plasencia; también ha eliminado la venta de billetes y la posibilidad de que los viajeros esperen a su tren bajo techo. Y, como ha ocurrido en otras estaciones de la línea, el cierre supondrá inevitablemente la degradación del edificio y de las instalaciones anejas, poniendo nuevos obstáculos al ya reducido uso del tren en la Hoya de Huesca”, concluye la CREFCO.

Comentarios