Se refuerza la cooperación al desarrollo en los territorios palestinos

La consejera de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana Fernández, y la secretaria general de Cáritas en Jerusalén, Claudette Habesch, han informado de la labor de cooperación al desarrollo que se ha desarrollado en los últimos años entre Aragón y los territorios palestinos, entre la que destaca los distintos proyectos “cinco en total- puestos en marcha desde Cáritas Aragón con Cáritas Jerusalén con el apoyo económico del Ejecutivo aragonés.

 

Los territorios palestinos han sido una prioridad geográfica de la cooperación al desarrollo del Gobierno de Aragón dadas las especiales circunstancias en las que vive su población. Esta prioridad se reitera en y amplia en el Plan Director de la Cooperación aragonesa para el Desarrollo 2008-2011.

 

La titular de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha destacado que “no son muy numerosas las ONGDs que trabajan en esta zona tan conflictiva pero en estos años se han ido apoyando diversos proyectos vinculados a necesidades sociales básicas, entre las que destacan las llevadas a cabo desde Cáritas Aragón con Cáritas Jerusalén”.

 

En la actualidad, se está llevando a cabo la mejora de los servicios sanitarios en siete escuelas palestinas de las localidades de Aboud, Taybeh y Jericó. Se trata de un proyecto de un año de duración con el cual se pretende mejorar las condiciones de salud de estas poblaciones mediante la rehabilitación de sus servicios sanitarios. La mejora en la calidad de la salud en las escuelas contribuirá, también, a mejorar la situación de la salud en las zonas de Ramala y Jericó. El proyecto persigue tanto la rehabilitación de los servicios sanitarios de las escuelas como contribuir a la creación de oportunidades de trabajo a personas de estas zonas. El Gobierno de Aragón ha concedido 46.520 euros para la financiación de este proyecto (sobre un coste total de 58.160 euros).

 

Asimismo, Cáritas ha llevado a cabo otros cuatro proyectos en los territorios palestinos con la colaboración y financiación del Gobierno de Aragón. Uno de ellos ha consistido en la aplicación de un programa de asistencia psicosocial para mujeres y niños en Taybeh, en Cisjordania y en Gaza, así como en las escuelas y comunidades de ambas zonas. El objetivo de estos seminarios educativos sobre el tratamiento de los efectos del impacto psicológico de la situación de Palestina fue el de contribuir a paliar los efectos negativos que psicológicamente afectan a los palestinos y, especialmente, resolver los problemas de esta índole en mujeres y niños para que no se transformen en síntomas somáticos graves. El Ejecutivo aragonés subvencionó este proyecto con 30.000 euros (de los 45.000 euros totales de coste total del proyecto).

 

La campaña de actuación sanitaria en la región de Aboud (Palestina) ha sido otro de los proyectos desarrollados, con un año de duración, y con el que se buscó mejorar la calidad sanitaria de la región de Aboud (localidad de Cisjordania, cerca de Jerusalén). El coste total de la actuación se cifró en 73.750 euros, siendo subvencionados por el Gobierno de Aragón con 59.000 euros.

 

La reconstrucción de viviendas dañadas y la generación de empleo en la Ciudad de Belén fue un proyecto, de seis meses de duración, que se desarrolló en los arrabales de Beth Jalá y Beth Sahur de la ciudad de Belén, que pretendió mejorar la calidad de vida de 16 familias, rehabilitando sus viviendas, haciéndolas más seguras dada su vejez o los efectos de la guerra, al tiempo que se contribuyó a generar empleo en la construcción. El coste total de la actuación fue de 97.614 euros, de los cuales el Gobierno de Aragón financió 78.091 euros.

 

Por último, y dentro del Plan de Cooperación Aragonesa 2004-2007 se ha llevado a cabo la ampliación del Centro de Salud de Taybeh, población situada a unos 20 km al norte de Jerusalén, mejorando también la calidad de los servicios sanitarios prestados. Este es el único hospital al que puede acceder la población palestina, debido al aislamiento de la región por motivos políticos. El Ejecutivo aragonés subvencionó el proyecto con 106.722 euros (sobre un coste total de 125.555 euros

Comentarios