Nos la han dado con trufa

Luis Laiglesia

Enhorabuena a la Diputación de Huesca por la campaña que sobre la trufa iniciaba este sábado.

Una vez más la Institución Provincial, sin ruido, sin alharacas, y de manera natural y coherente, ha puesto en marcha una iniciativa que no ha hecho sino aprovechar los recursos endógenos y aglutinar la sabiduría culinaria del Altoaragón.

Es decir, ha vuelto a sacar de nosotros lo mejor que tenemos.

Que la trufa del Sobrarbe y la Ribagorza es de primera calidad, nadie lo duda. Que los cocineros de la provincia y en este apartado, los de la capital y la Hoya, son de lo mejorcito de España, tampoco.

Lo que hay hecho La Diputación de Huesca es coger lo bueno de unos y otros y amasar una preparación excdelente. Sencillo de explicar, pero nada fácil de hacer realidad, porque aquí confluyen múltiples personas, negocios e intereses. Sin embargo, ha sido posible.

En este apartado, reconocer el buen hacer de la clase política, pero de manera especial el de los funcionarios, en este caso funcionarias, de la Diputación que no han dudado en estar al pie del cañón, fines de semana incluidos, para que el proyecto saliera adelante.

Un amigo cocinero me decía que Huesca capital es un referente gastronómico, pero que necesita un elemento sobre el que pivotar este activo de los fogones y sus profesionales. El activo puede ser, sin duda, la trufa. Huesca, capital de la trufa. Como slogan suena bien, ahora hay que consolidarlo en sucesivas ediciones, lo cual no será difícil a tenor del éxito de la degustación de este sábado, cuyas primeras estimaciones hablan de más de cuatro mil personas disfrutando de este preciado hongo.

En suma, una acción modélica puesta en marcha por la DPH que solo pretende impulsar el desarrollo del Altoaragón. Esto me lleva a afirmar que, si alguna administración sobra, y yo no digo que así sea, esta no es la Diputación de Huesca.

Comentarios