Koldo Rodero, un referente insustituible de la cocina Navarra, muestra sus secretos en Huesca

Koldo Rodero, el propietario y Jefe de Cocina del Restaurante Rodero de Pamplona, imparte en Huesca un Taller en el que da muestra de porque ha sido uno de los pocos cocineros navarros en mantener su estrella Michelín.

Rodero también ha conservado como ningún otro establecimiento navarro la tradición del producto de calidad, tan propio de su tierra, mezclándolo con la innovación, las nuevas técnicas y el trabajo bien hecho.

Las opiniones de Koldo Rodero, no dejan frío a nadie. Por ejemplo, dice que no se puede decir que la cocina tradicional es maravillosa y la moderna un horror. Es más, asegura que no hay más que dos cocinas: la buena y la mala.

Dice, así mismo Rodero que en Navarra algo no se ha hecho tan bien como en otras provincias como Asturias, que con menos tradición culinaria tiene 9 estrellas en la Michelín.

Por otra parte ha aprovechado para reconocer el valor de que la provincia de Huesca tenga dos estrellas Michelín.

La carta del cocinero navarro cambia muy a menudo. De hecho, de los platos previstos en el taller solo ejecuta algunos, porque los ha cambiado por nuevas preparaciones.

Lo último que ha diseñado es un plato de cardo, un alimento típico de la rivera Navarra, y que recupera una variedad de esta verdura que casi estaba perdida.

Desde que es jefe de cocina del restaurante Rodero ha conseguido ser finalista de los premios Porcelanas Bidasoa al mejor cocinero de España de menos de 35 años, una estrella Michelín, 8.75 en guía Gourmetour (1ª restaurante navarro que consigue esta puntuación), ponente en 3 ediciones anteriores del congreso “Lo Mejor de la Gastronomía”, plato artístico del año en el Congreso Lo Mejor de la Gastronomía (Sopa de tomate y violetas con tuétanos de verduras y moluscos) y ponente de Madrid-Fusión 2007.

Comentarios