La Oficina del ARI, ya está abierta en Monzón

Río Sosa encauzamiento, puente Juan de Lanuza

Una vez que se ha contratado la trabajadora social que va a estar al frente de la Oficina del Área de Rehabilitación Integral (ARI) del Casco Antiguo, está ya ha comenzado a funcionar en Monzón para atender a los ciudadanos, que pueden beneficiarse del mismo.

La ejecución de las obras previstas en el ARI supondrá la modernización de más de 300 inmuebles (además de la recuperación de elementos comunes a varias fincas, la adecuación de la habitabilidad de las viviendas, la mejora de infraestructuras y los proyectos de reurbanización de calles que promueva el Ayuntamiento). El coste total, repartido en un cuatrienio (2008-20011), sobrepasará los 7 millones de euros (7.076.442), cantidad que suma los desembolsos de los particulares y las administraciones.

El Ministerio de la Vivienda aportará 799.200 euros (11,3 por ciento del total), el Gobierno de Aragón 1.465.000 euros (20,7), el Ayuntamiento 1.711.352 euros (24,2), y los particulares 3.100.690 euros (43,8). El Ayuntamiento se obliga, entre otras cosas, a la exención del pago de licencias de obras y a gestionar con las compañías la renovación y la supresión de las redes aéreas en la superficie del ARI. Por su parte, la DGA supervisará los proyectos y las obras, y “determinará un procedimiento de distribución de los recursos que asegure los principios de objetividad, concurrencia y publicidad”.

El ARI abarca dos zonas del casco antiguo. La primera está delimitada por la calle Santa Bárbara, los números pares de la calle Arriba, la plaza de Santa María y la calle Los Huertos. Y la segunda abarca la plaza de San Juan y sus aledaños (el barrio de la antigua judería).

El Ayuntamiento aprobará una Ordenanza Municipal que establecerá prioridades. Así, tendrán preferencia las obras de mejora de las estructuras de los inmuebles, y les seguirán las de interiores, habitabilidad y ornato. “Como indica el propio nombre del plan, lo que se pretende es la rehabilitación integral”, señaló Miguel Aso, concejal de Urbanismo.

Comentarios