La "Semana Verde" del Campus de Huesca llega a la Escuela Politécnica Superior

Una vez visitadas las Facultades de Ciencias de la Salud y el Deporte, y la de Ciencias Humanas y de la Educación, la actividad de concienciación medio ambiental de la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza llega este jueves hasta la Escuela Politécnica Superior en horario de 8:30 a 14:30 horas por la mañana y de 15:30 a 17:30 horas por la tarde. La carpa que se ha instalado en los centros del campus oscense terminará su recorrido en el Polideportivo Río Isuela en la jornada del viernes.

La campaña se centra en la concienciación y en la difusión de un amplio abanico de buenas prácticas medioambientales. “Apaga y vámonos”, para disminuir el consumo eléctrico, “cambia tus hábitos” con el objetivo de ahorrar energía, “reduce, reutiliza y recicla” para gestionar de forma racional y adecuada los residuos y “ni una gota de más”, con el fin de reducir el consumo de agua, son algunos de los consejos que ofrecen los técnicos de la Oficina Verde en las carpas informativas instaladas en la Universidad.

La Oficina Verde de la Universidad quiere gratificar el buen comportamiento sostenible. Así, ha preparado “obsequios de ahorro”, con el fin de premiar las mejores sugerencias que se aporten en el marco de esta campaña encaminadas a mejorar los parámetros ambientales de la Universidad de Zaragoza. Perlizadores para el ahorro en el consumo de agua, bombillas de bajo consumo y pinzas para el pantalón para los desplazamientos en bicicleta son los premios para los mejores consejos.

La Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza se crea a comienzos del presente curso. Entre sus líneas de trabajo están el ahorro energético y la reducción del consumo de agua, de la producción de CO2, de la generación de residuos en la actividad de la Universidad. La sensibilización de la comunidad universitaria es otra de sus prioridades; así como la implantación progresiva de sistemas de gestión ambiental en todos los ámbitos universitarios.

Sin embargo la Universidad de Zaragoza lleva ya tiempo trabajando en la mejora de la gestión y la sostenibilidad medioambiental. Así, hace cuatro años, desde la sección de energía y medioambiente, se pusieron en marcha diferentes medidas de ahorro energético y de consumo de agua, además de varias líneas de trabajo destinadas a conseguir la mejora de otros parámetros ambientales.

Durante 2005 y 2006, con la colaboración de la Fundación Ecología y Desarrollo y el Gobierno de Aragón se desarrolló el proyecto de Universidades Responsables sobre Responsabilidad Social Corporativa. A partir del citado proyecto la Universidad de Zaragoza mantiene un compromiso firme para una adecuada gestión medioambiental, que actualmente se canaliza desde la Oficina Verde.

Con el apoyo de los estudiantes, el personal docente e investigador y el personal de administración y servicios, la Universidad de Zaragoza ha conseguido disminuir el consumo de suministros provenientes de recursos naturales como gas natural, electricidad, gasóleo y papel, entre otros. Además, ha reducido en porcentajes destacados las emisiones de CO2 a la atmósfera debidas a los suministros energéticos y al transporte. También, se ha notado el compromiso de la comunidad universitaria en la menor generación y la mayor reutilización de los residuos que se generan.

En concreto, durante el año 2006 la Universidad de Zaragoza consiguió reducir el 2,77% el consumo de electricidad en todos sus centros. La generación de residuos también ha disminuido ligeramente, mientras se aprecia un pequeño aumento en su reutilización y reciclaje. El consumo de papel se ha reducido casi una tonelada menos en un año. Asimismo, la Universidad de Zaragoza ha realizado varias actuaciones en los diferentes campus para mejorar las instalaciones y hacer un uso del agua más sostenible. Por ejemplo, tiene instalados contadores “inteligentes” de agua muchos edificios, que le ayudan una mejor gestión de los usos del agua y a la detección precoz de problemas ocultos, como fugas,.... Finalmente, la Universidad de Zaragoza ha reducido en más de 1.300 toneladas sus emisiones de CO2 a la atmósfera, en torno a un 5% del total, en 2006 respecto al 2005.

Comentarios