Apudepa denuncia que el museo diocesano y comarcal de Lérida no está inscrito en el registro de museos de Cataluña

Museo Diocesáno Lérida

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa, ha tenido acceso a un documento firmado por Josep Manuel Rueda y Torres, jefe del servicio de Museos y Protección de Bienes Muebles del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Cataluña, expedido a instancias del abogado ribagorzano Jorge Español, en el que se certifica que el museo diocesano y comarcal de Lérida no figura inscrito en el Registro de Museos, creado por la Ley 17/1990 de Museos de Cataluña. El museo no posee, según denuncia Apudepa, el pleno reconocimiento legal que le permitiría ampararse en la legislación catalana en materia de museos y patrimonio cultural.

Según Apudepa, “La Generalitat elude confirmar, en el mismo escrito, si existe catalogación del conjunto de bienes aragoneses como “colección”, lo que hace sospechar que tampoco la catalogación es firme. De hecho, se confirma que el expediente para el registro del Museo en 1995 fue cancelado en 1996. Sin embargo, la Resolución Mieras que ha impedido hasta ahora el traslado de los bienes a Aragón apela al principio de unidad de la colección del “Museo Diocesano y Comarcal de Lérida” que, paradójicamente, no está registrado”. Este es un motivo más para considerar dicha Resolución “nula de pleno derecho”, ha señalado la Asociación de Acción Pública para al Defensa del Patrimonio Aragonés.

La Generalitat de Cataluña está procediendo actualmente a la “normalización” legal del Museo. Con fecha 1 de febrero de 2008 y por Resolución del Director General de Patrimonio Cultural, se ha incoado expediente para el registro definitivo del Museo, según expone esta asociación para la defensa del patrimonio aragonés.

Apudepa considera que, vistos los hechos, la Diputación General de Aragón y el Obispado de Barbastro-Monzón están obligados a personarse de inmediato en el expediente para alegar que parte de los bienes en depósito son propiedad de las parroquias oscenses, por lo que no pueden verse afectadas por el registro en trámite.

“Es absolutamente necesario paralizar el expediente en trámite por la Generalitat de Cataluña o aclarar que los bienes aragoneses allí depositados no forman parte del Museo que ahora se pretende registrar”, afirma la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés.

Comentarios