Crecen las dudas sobre la ubicación de Gran Scala

Los promotores ILD y los propietarios de los terrenos monegrinos donde se podría ubicar Gran Scala no se ponen de acuerdo. A las tres opciones que quedan sobre la mesa (al sur de la provincia de Huesca) se sumarán ahora otras posibles ubicaciones (incluso al sur de la autopista de peaje AP-2, en Bujaraloz y Peñalba).

El problema contractual entre oferta y demanda hace referencia al precio de la tierra y a posibles oportunidades futuras de negocio (construcción). El alcalde de Valfarta, Miguel Ángel Usón, habla de generosidad por parte de todos, ya que todos se beneficiarán de este macroproyecto de ocio y de juego.

Usón apunta que no apoyar Gran Scala sería estar de espaldas a los nuevos tiempos y al tipo de economía y de negocio que triunfa en la actualidad. Valfarta está situado a la misma distancia de las tres posibles ubicaciones que se manejan; Usón reconoce que esta población quiere seguir manteniendo su idiosincrasia, por lo que se ha apostado para que Gran Scala no esté tan cerca como para comerse a Valfarta.

Los promotores de Gran Scala podrían llegar a adquirir 3.000 hectáreas de terreno, frente a las 2.000 iniciales. Incluso se maneja la cifra de 4.000 hectáreas. La oferta se sitúa en 3.000 euros por hectárea frente a la demanda de hasta 15.000 euros en algunos casos.

Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, habla de desánimo al contemplar cómo puede llegar a peligrar la ubicación de Gran Scala en Los Monegros. Reconoce que, al final, tendrá que intervenir el Gobierno de Aragón.

Andalucía, Portugal (en la zona cercana a Lisboa),... son territorios que también entran en la puja por este macroproyecto de ocio y de juego.

Comentarios