No todos los obispos están tan preocupados por las elecciones

El sentido del voto de los ciudadanos no preocupa por igual a todos los obispos, al menos en las diócesis aragonesas. Así, mientras el Obispo de Huesca y Jaca, Jesús Sanz, escribe una carta pastoral en la hoja dominical, bajo el título "Votar o botar: toda una responsabilidad", orientando el voto de los católicos, el Obispo de Tarazona, Demetrio Fernández, recuerda a sus feligreses que se puede votar a cualquier partido que se presente. El Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, por su parte, opta por una pastoral de un corte radicalmente distinto, hablando de amor a Dios y a la Iglesia.

Una vez más, Jesús Sanz ha resultado ser el más beligerante, con una carta en la que critica veladamente al PSOE y recomienda, como hicieron los obispos en la Conferencia Episcopal, una serie de puntos que los católicos deberían tener en cuenta a la hora de decidir su voto. Entre ellos, el derecho a la vida, a la familia tradicional, a educar a los hijos sin injerencias exteriores, a la paz y buena convivencia entre los pueblos de España, o la imposibilidad de negociación política con los terroristas.

Mientras, el Obispo de Tarazona, Demetrio Fernández, se dirige a sus feligreses de forma mucho más abierta. En su discurso de esta semana indica: "Os decía el pasado domingo que votar es muy importante. Es mejor votar que abstenerse. Uno puede votar a cualquiera de los partidos que se presentan, o incluso puede votar en blanco, si ninguno le convence".

El Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, no entra en cuestiones electorales. Titula su carta pastoral "Sigamos haciendo el bien" y habla en ella del amor a Dios, o del gran trabajo que realiza la Iglesia, propagando la "buena noticia" de Jesús, que enseñó a hacer el bien.

Comentarios