Las pruebas de los Campeonatos Nacionales Militares de Esquí pueden reducirse

Campeonato nacional militares de esquí

Desde este martes se celebra en las estaciones invernales de Candanchú y Astún la novena edición del Campeonato Nacional Militar de Esquí, donde se disputarán pruebas de fondo, slalom gigante, biathlón y carrera de patrullas. Miembros de las fuerzas armadas españolas y algunos países invitados disputarán durante toda la semana unos campeonatos pendientes de la nieve hasta el último momento. Aunque los organizadores han explicado que se va a mantener el programa previsto, también han manifestado que se podrían reducir las distancias de algunas pruebas por la falta de nieve.

Tras las reuniones técnicas y la ceremonia de inauguración, así como el reconocimiento de pistas y los últimos entrenamientos de este lunes, las pruebas se desarrollarán desde el martes con el Fondo Nórdico como primera cita, a la que seguirán el biathlón el miércoles, el slalom gigante el jueves y la carrera de patrullas el viernes. Como en ediciones anteriores Candanchú acogerá las pruebas de especialidades nórdicas y en Astún serán las pruebas de alpino. La prueba de fondo nórdico consiste en realizar un recorrido, en principio, de 15 kilómetros hombres y 10 kilómetros damas, en técnica libre, con esquís de fondo y un desnivel aproximado de 350 metros.

En el biathlón que se disputa el miércoles la prueba consiste en realizar un recorrido de 20 kilómetros los hombres y 15 las mujeres, en técnica libre con esquís de fondo y un desnivel de unos 250 metros en el que los participantes efectúan una prueba de tiro. El tiro consiste en cuatro pasadas al polígono con cinco disparos por pasada a una distancia de 50 metros de la diana y con dos posiciones de tiro, tendido sin apoyo del arma en el terreno o nieve y de pie. El arma que se usa en el biathlón es una carabina de calibre 22. La penalización por cada disparo errado es de un minuto, con lo que los corredores podrían acumular hasta 20 minutos de penalización si no hacen ni una diana.

La prueba de slalom gigante que se desarrollará el jueves es a dos mangas, con un desnivel de 300 metros como mínimo y un número de puertas del 15% del desnivel.

Los campeonatos acabarán el viernes con una de las pruebas más espectaculares, la carrera de patrullas. En esta prueba, los cuatro miembros de la patrulla, un jefe y tras patrulleros, deben realizar un recorrido de 25 kilómetros en técnica libre con esquís de fondo y un desnivel aproximado de 350 metros, dando dos vueltas a un circuito de 7,5 kilómetros y una a otro de 10 kilómetros. Durante el recorrido, la patrulla llevará a cabo una prueba de tiro, en la que el equipo al completo de debe estar reunido, el tiro se realiza de forma individual y sucesiva entre los tres tiradores, tres disparos por patrullero y hasta que el jefe de patrulla no dé la orden ninguno se podrá levantar. La salida se realizará con un intervalo de dos minutos entre patrullas. Esta prueba es sin duda una de las más espectaculares y además requiere que el equipo sea regular.

Los especialistas en biathlón son los grandes favoritos, pero los cuatro componentes de la patrulla son vitales para esta prueba donde los franceses y los españoles tienen muchas opciones de medalla.

Además este año el viernes paralela a la carrera de patrullas se ha programado una prueba de esquí de travesía, una novedad que nació hace ya tres años y que se mantiene.

Por parte española participan miembros del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, de la Guardia Real y de la Guardia Civil. Además aunque se trata de campeonatos nacionales también asisten los países invitados de Chile, Argentina, Alemania, Italia y Rumanía.

Comentarios