Una primavera lluviosa, esperanza del agro altoaragonés

Alfalfa

Los agricultores y ganaderos de la provincia de Huesca han entrado en el mes de marzo con la esperanza de que llegue una primavera lluviosa, como lo fue la del año 2007, que salvó una campaña que pintaba mal (lo mismo que la actual campaña 2008). Los agricultores lamentan que las lluvias de febrero no dejaran 50 litros por metro cuadrado, sino la mitad; no obstante, esas precipitaciones han devuelto una "felicidad momentánea" al sector, que puede convertirse en "angustia" si no sigue lloviendo y si llega el cierzo.

Hay una variedad importante de casos en la provincia de Huesca, dependiendo de la lluvia caída y de la evolución que tenían los cultivos (en el momento en el que se producían esas lluvias). Se da la paradoja que zonas peores (en teoría) se encuentran mejor que otras que en esta época del año suelen tener una imagen envidiable (es lo que ocurre con la cara norte de la sierra de Alcubierre respecto a la Hoya de Huesca).

De cara a la campaña de riego, que comienza este miércoles en el Canal de Aragón y Cataluña, y el próximo lunes en Riegos del Alto Aragón, los embalses siguen estando en una situación muy lejana a la ideal. No ha habido variaciones importantes durante la última semana.

Vadiello tiene 8,5 hectómetros cúbicos de agua, es decir, está al 55 por ciento de su capacidad total de almacenamiento; La Sotonera, al 41%; El Grado, al 78%; Mediano, al 28%; Barasona, al 53%; Canelles, al 18%; y Santa Ana, al 40%.

CANAL DE ARAGÓN Y CATALUÑA

La campaña de riego comienza este miércoles, 5 de marzo; la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña celebraba asamblea el pasado sábado, en un ambiente de enorme pesimismo. Se ha establecido un prorrateo de 0,17 litros por segundo y por hectárea. La reserva de este año se sitúa 110 hectómetros cúbicos por debajo del total de 2007, y 350 por debajo de la media histórica.

RIEGOS DEL ALTO ARAGÓN

Desde la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón se apunta que la situación no pinta bien; de momento, se ha establecido el cupo de 2.200 metros cúbicos por hectárea (poco más del 25 por ciento de la cantidad necesaria para que sea una campaña normal). Se está muy pendiente del deshielo, aunque ya de antemano se sabe que la cantidad de nieve en el Pirineo no es la propia de estas fechas, sino muy inferior.

Comentarios