Finalizado el nuevo vaso del vertedero de residuos peligrosos de Aragón

El tratamiento de residuos peligrosos en Aragón ha dado un nuevo paso con la finalización de la construcción del nuevo vaso de vertido de residuos peligrosos que, junto con la futura planta de tratamiento físico químico, abordará de manera integral a este tipo de residuos en Aragón. La eliminación de residuos peligrosos está declarada en Aragón como servicio público autonómico, y lo presta la empresa mixta ARAGERSA.

 

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, acompañada de la consejera de servicios públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Dueso, y los responsables de ARAGERSA, han visitado las instalaciones del nuevo vaso, que han contado con un presupuesto de construcción que ronda los 9,5 millones de euros.

 

Dentro de ARAGERSA, el vertedero de residuos peligrosos ha sido construido y será explotado por la empresa Ecoactiva del Medio Ambiente, junto a las actuales instalaciones del vertedero ubicado en Torrecilla de Valmadrid. Las instalaciones del nuevo vaso de vertido de residuos peligrosos se sitúan anexas al actual vaso en explotación. El vertedero de residuos peligrosos se construye en dos fases, cada una de ellas con dos celdas, que ocupan una superficie de unas 10 hectáreas. La primera fase (el vaso ahora finalizado) tiene una vida útil de aproximadamente 8 años. La segunda tendrá una vida útil de unos 17 años. En total supone cuatro celdas de vertido independientes en cuanto a recogida de lixiviados, drenaje de seguridad y sellado. Además, una quinta celda se dedicará exclusivamente al vertido de amianto.

 

Está dotado de las más modernas tecnologías, como un sistema de georreferenciación y modelos 3 D, para conocer la situación exacta de los vertidos. Una red piezómetrica controlará la contaminación a las aguas subterráneas. La instalación cuenta además con una planta de tratamiento de lixiviados mediante evaporador al vacío y una depuradora de biodiscos para las aguas residuales. Dispone de red de recogida de pluviales y lixiviados con sus correspondientes balsas de recepción. Las instalaciones contarán también con una zona de servicios, separada de la zona de gestión donde se encuentran el edificio de control, el de explotación y el aula ambiental.

 

 PLANTA DE TRATAMIENTO FÍSICO-QUÍMICO

 

Aragonesa de Tratamientos Medioambientales XXI se encargará de construir y explotar durante 25 años las instalaciones destinadas a la gestión de residuos que requieran un tratamiento físico-químico para su eliminación, mediante tecnologías avanzadas, limpias y seguras, que neutralicen el peligro de los residuos para el medio ambiente.

 

La construcción de las instalaciones está valorada en unos 11,2 millones de euros. Se trata de la primera planta de este tipo que se ubica en Aragón, y se enmarca en el Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón (GIRA), que está convierte a Aragón en pionera en la gestión de servicios públicos de residuos.

 

Está previsto que la planta inicie pruebas de funcionamiento a finales de 2008, con al menos 11 puestos de trabajo directos. Ocupará una superficie de 15.000 m2. La planta está proyectada para una capacidad de tratamiento de 35.000 toneladas al año de residuos a un turno, garantizando flexibilidad y adaptación a variaciones en la cantidad y composición de los residuos que se traten.

 

La planta constará de un conjunto de instalaciones que tienen por objeto alterar la composición de los residuos, bien sea desde un punto de vista físico ó químico, eliminando su peligrosidad para el medio ambiente o adecuándolos para su depósito en un vertedero controlado. La planta incluirá diversas líneas de tratamiento, como son: línea de hidrocarburos, evaporización, neutralización, línea físico-química, tratamiento biológico, deshidratación de fangos e inertizado de sólidos. Cada una de estas líneas o una combinación de ellas, se utilizará en función del origen, naturaleza y composición del residuo que se trate.

 

 

SERVICIOS PÚBLICOS

 

El Departamento de Medio Ambiente implantó el pasado mes de noviembre el servicio público de eliminación de residuos peligrosos en Aragón, previsto en la normativa autonómica. De este modo, se aplicaba lo previsto en el nuevo Reglamento de la producción, posesión y gestión de residuos peligrosos y del régimen jurídico del servicio público. Este reglamento se enmarca en el Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón (GIRA) y desarrolla la Ley 26/2003, de Medidas Tributarias y Administrativas, que declaró servicio público de titularidad autonómica la eliminación de residuos peligrosos. Aragón es la primera Comunidad donde estas actuaciones se declaran de servicio público.

 

El Reglamento tiene como finalidad garantizar que las operaciones de gestión de estos residuos se lleven a cabo de acuerdo con las exigencias y requerimientos técnicos que, en las distintas operaciones de gestión, eviten todo riesgo a la salud y el medio ambiente. El documento fue sometido a exposición pública para garantizar el acceso de todos los ciudadanos al documento, para la presentación de las aportaciones que enriquecieran el texto. Además, fue remitido a un buen número de agentes sociales y se publicó en la página web del Gobierno de Aragón, siguiendo con el espíritu participativo y de acceso a la información que ha guiado el GIRA desde sus inicios. El Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón prohíbe la incineración y restringe la importación de residuos de fuera de la Comunidad Autónoma.

 

Este es el segundo servicio público de residuos que se implantó en Aragón, tras el de neumáticos fuera de uso. Le seguirán los de residuos industriales no peligrosos y los de residuos de construcción y de demolición, cuyas instalaciones han sido licitadas, mediante el sistema de concesión de servicio público. Aragón es la única Comunidad que apuesta por la declaración de servicio público de todos estos residuos, consecuencia de la aprobación del GIRA y de las resoluciones de las Cortes de Aragón. De este modo, se consigue una primacía pública en la planificación y gestión de los residuos, al tiempo que el esfuerzo económico de construir y explotar todas las instalaciones se traslada a la iniciativa privada, mediante el sistema de concesión de servicio público o de prestación del servicio mediante la empresa mixta.

 

QUÉ ES ARAGERSA

 

La empresa mixta Aragonesa de Gestión de Residuos, S.A. (ARAGERSA) es una sociedad de mayoría pública, con el 60 por ciento del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Sus socios privados son Aragonesa de Tratamientos Medioambientales XXI y Ecoactiva de Medio Ambiente, con un 20 por ciento cada uno. La creación de esta empresa mixta fue solicitada por las Cortes de Aragón mediante una proposición no de ley aprobada por unanimidad.

 

Los socios privados fueron seleccionados mediante un concurso público convocado por el Gobierno de Aragón, dividido en dos lotes: uno, para la construcción y gestión de un vertedero de residuos peligrosos, y el otro para el de una planta de tratamiento físico-químico de residuos. La inversión prevista por ARAGERSA se estima en unos 100 millones de euros, incluida la construcción y explotación de las instalaciones durante 25 años.

Comentarios