Los problemas de la planta de Compost del Pirineo se podrían resolver en un plazo de tres semanas

Alcalá de Gurrea , compost del pirineo

Un estudio de olfatometría realizado por la Dirección General de Medio Ambiente ha denunciado unos resultados por los que se puede comprobar que el ratio de malos olores respecto a la planta de compost es de ocho kilómetros, unos resultados que superan las bases legales que permitirían un impacto de tan sólo 200 metros. Estos resultados se han adjuntado a un expediente que se resolverá en un plazo de 15 o 20 días.

Durante los siete últimos años los vecinos de Alcalá de Gurrea, Almudévar y Valsalada se han quejado de los malos olores que han tenido que soportar los vecinos de esta zona. Además, el estudio de olfatometría se realizó en noviembre, en una época en la que el compost no supone unos problemas de fermentación tan elevados como en los meses de verano.

Las denuncias de los vecinos han sido constantes a lo largo del último año y medio, en el que el mal olor se ha acrecentado, y los habitantes de Alcalá de Gurrea, Valsalada y Almudévar han sido losa principales afectados por este incremento que se puede deber al progresivo aumento de vertidos y el limitado grado de fermentación del abono almacenado en la planta de fabricación de compost .

La licencia de actividad de la planta de Compost del Pirineo está autorizada a tan sólo 200 metros de ratio de mal olor en una escala ejecutada por Medio Ambiente. Estos datos son superados de forma sobrada por parte de la planta de compost ya que sobrepasa estas cuantías y llega hasta los ocho kilómetros los efectos negativos de esta planta.

El expediente que regula a la planta de Compost del Pirineo, se le añadirá el estudio realizado por la Dirección General de Medio Ambiente y en un plazo de 15 o 20 días se tomarán decisiones referentes a esta planta de compost.

Comentarios