Onésimo Sánchez: “Creo que las gracias las tengo que dar yo a la SD Huesca”

El técnico del conjunto azulgrana señalaba en su presentación como nuevo entrenador del Huesca que agradece la confianza que ha depositado el club en él y que sabe perfectamente que cuando las cosas van bien sería contraproducente cambiarlas y por lo tanto su intención es mantener la línea de continuidad que la directiva buscaba tras la marcha de Villanova. Sobre su sistema de juego y de ver el fútbol le gusta la creatividad de los jugadores y aunque no lo nombró si que dejó caer que el objetivo es el que todo el mundo tiene in mente de subir a 2ª División.

Armando Borraz, presidente de la SD Huesca destacaba de Onésimo Sánchez que “es un buen profesional y una gran persona que creo que es lo que ahora mismo necesita la SD Huesca. Quiero agradecerle la atención que ha tenido al atender nuestra llamada y que consiga las mayores éxitos deportivos”.

Onésimo agradeció la confianza del Huesca y fue claro indicando que “yo creo que las gracias las tengo que dar yo al club. No es una situación muy habitual en el fútbol lo que ha pasado y normalmente cuando hay presentaciones de este tipo a estas alturas de temporada son momentos delicados, difíciles de la entidad, si embargo ahora estamos viviendo un buen momento en lo deportivo con la gente implicada, con los estamentos de la ciudad, por lo poco que he podido ver y ya me han contado, y para mí es un placer poder venir estos tres o cuatro meses e intentar conseguir lo máximo posible, siempre desde la humildad que creo que es lo que ha caracterizado a este equipo y desde el trabajo e intentar lograr los éxitos más sonados que sería ya sabemos todos lo que se está buscando por parte del club”.

En su primera declaración de intenciones apuntaba que le gusta “hacer ver a mis jugadores que el fútbol es día a día y que el objetivo es ganar un partido y luego el siguiente. Ahora mismo la postura inteligente es que todo siga igual, obviamente lógicamente dentro que cada entrenador tenemos una manera de ver ciertas cosas, pero la idea no es cambiar. Cuando todo va bien sería contraproducente”.

También añadía que “me gusta mucho la creatividad de los futbolistas. Les intento sacar lo mejor que tienen. No me gusta encorsetar, quitar autoestima. E incluso en los entrenamientos que el futbolista se equivoque y hay está la mejora. No me gusta quitar libertades. A partir de ahí hay unas obligaciones que hay que cumplir y me gusta que mis futbolistas entiendan que todo gira en torno al balón”.

El fútbol ha sido su vida y sigue siéndolo: “Llevo desde que deje la práctica de jugador pues los cuatro años seguidos ligado, además a este grupo como director deportivo en Palencia y dos de entrenador en el Valladolid en el filial y lo conozco perfectamente la manera de jugar e incluso he visto al Huesca un par de ocasiones”.

Este viernes toma las riendas en el primer entrenamiento y el domingo se sentará en el banquillo: “Estoy teniendo la inestimable ayuda de Raúl y Agustín y en estas dos sesiones que quedan, que son más pensando en el partido, analizaremos y entre los tres sacaremos conclusiones. Tenemos las cosas claras y luego ya decidiremos el equipo y veremos como va el partido que es uno de estos llamados trampa con un rival que ha mejorado mucho y que en los últimos partidos o ha puntuado o ha perdido de forma injusta y que será un partido de trabajar y que si vamos pensando que vamos segundos igual salimos siendo terceros”.

La plantilla tendrá su primera toma de contacto con un Onésimo ilusionado y que confía en sumar sus primeros tres puntos el domingo ante la Peña Sport.

Comentarios