Jornada informativa sobre la nueva normativa reguladora de los centros de bronceado

La Asociación de Imagen Personal de Huesca ha organizado una charla-coloquio para explicar los detalles del reglamento del Gobierno de Aragón que regula la actividad de los centros de bronceado en nuestra Comunidad Autónoma. Esta normativa fue aprobada en julio de 2007, si bien se estableció una moratoria de un año de adaptación que se cumplirá en unos meses. Esta normativa afecta a todos los centros de bronceado y a las peluquerías que poseen una máquina de bronceado.

 

La charla tendrá lugar este lunes a las 20 horas, en la Sala de Juntas de CEOS-CEPYME HUESCA y la misma será impartida por profesionales de la empresa “Futuro Tecnológico”, especializada en inspecciones de aparatos de bronceado, en la verificación de esta maquinaria y en la formación de personal de estos centros. También participarán ponentes de la empresa “Cabellos Vivos” que explicarán las características que debe reunir la formación para el manejo de esta maquinaria.

 

Conviene recordar que a los efectos de la nueva regulación, son responsables de la actividad de bronceado las personas físicas o jurídicas titulares de los centros en los que se prestan estos servicios, o bien del alquiler de los aparatos, y queda prohibida la venta, alquiler o utilización de los aparatos de bronceado cuando el usuario sea menor de 18 años.

 

Además, y con carácter previo al inicio de la actividad, los centros de bronceado y las entidades que se dedican a la venta y alquiler de los aparatos de bronceado deben de presentar una declaración con la descripción técnica de los materiales, la documentación acreditativa de la formación del personal encargado de su utilización, la conformidad de los aparatos con la normativa europea (suministrada por el fabricante) y un certificado de revisión técnica de los mismos.

 

Asimismo, los responsables de los centros de bronceado se encargarán de que se realice al menos una revisión técnica anual de los aparatos, así como cuando se lleven a cabo cambios de consumibles de los mismos.

 

Los centros de bronceado deberán contar durante el horario de prestación de servicios al menos con una persona que posea la debida formación.

 

En la sala de espera o en la recepción de los centros de bronceado se expondrá la información relativa a los diferentes fototipos de piel y los tiempos de exposición recomendados; los certificados de los cursos de formación del personal y un cartel con los precios de todos los servicios de bronceado que se presten, Los precios de las sesiones tienen que incluir todos los impuestos, siendo obligatorio que estén indicados en periodos de tiempo por minutos, indicando el concepto al que van asignados.

 

También se proporcionará a los usuarios un calendario-ficha personalizado de utilización del aparato, de modo que se anoten en él las recomendaciones específicas, las sesiones de exposición radiante y el tipo de exposición de dosis total recibido, para su control. Los responsables de los centros de bronceado están obligados a disponer de hojas de reclamaciones.

 

CURSO TÉCNICAS DE MAQUILLAJE

 

En otro orden de cosas, la Asociación de Imagen Personal de Huesca organiza este fin de semana un curso intensivo de “Técnicas de Maquillaje”, en la que se espera la participación de 25 profesionales del sector en Huesca. El objetivo del curso es ofrecer un enfoque técnico a disciplinas especializadas como el color, el visagismo, las técnicas, los cosméticos.

 

El curso tendrá lugar este sábado y domingo, 8 y 9 de Marzo, en la sede de la Confederación Empresarial de la Provincia de Huesca. Además ya se ha programado para los días 29 y 30 de este mismo mes un curso de “Asesoría de Novias” que cerrará el programa formativo del primer trimestre del año.

 

La Asociación, que preside Santiago Pardo y que recientemente celebró el 30 aniversario de su fundación, continua así con una intensa labor informativa para todos sus asociados sobre cuestiones que afectan directamente a las empresas que desarrollan esta actividad en el Alto Aragón.

Comentarios