PSOE e IU del Alto Gállego rechazan una protesta del PAR a TVE por la serie de Fago

En el último consejo comarcal del Alto Gállego, con los votos en contra del Partido Socialista e Izquierda Unida y la abstención de Chunta Aragonesista, no salió adelante la propuesta del grupo del Partido Aragonés de trasladar a Televisión Española el malestar de la institución por la serie de ficción sobre el asesinato de Miguel Grima en Fago, que contó con el único apoyo del Partido Popular.

El portavoz del grupo, Pedro Grasa, ha lamentado “que no se entendiera o no se quisiera entender las intenciones como representantes de los vecinos de Alto Gállego. No queremos criticar ni a jueces, ni a actores o directores, pero perfectamente se puede adoptar y transmitir una posición contraria a la decisión de una cadena pública de televisión, como se requiere en esta ocasión, al apostar por esta emisión que entendemos inadecuada y que afecta a tantas personas”.

Ha insistido en que “respetamos por completo la libertad de expresión y la autorización judicial, pero no podemos coincidir en muchos otros aspectos que, a nuestro juicio, hacen inoportuna a esa serie. Por encima de todo, la familia y amigos de la víctima, con presencia en nuestra comarca, merecen una mayor sensibilidad y comprensión. El terrible suceso está aún muy reciente, a poco más de un año. Hemos querido expresar un sentimiento de solidaridad con su dolor, acrecentado ahora”.

Grasa recuerda que “Fago es una población cercana de la comarca vecina y la mayoría conocíamos a Miguel Grima y conocemos a muchas personas que aparecen representadas a través de la serie, en las pantallas de todo Aragón y España. Por eso, podemos afirmar que se está ofreciendo una imagen distorsionada, que en nada favorece a la resolución de esta tragedia”.

Como ejemplo, “casi anecdótico, pero ilustrativo -según el portavoz del grupo del PAR-, se puede señalar esa pintoresca reunión del consejo comarcal de Jacetania que aparece en la serie, con sus miembros dignos de una novela costumbrista del siglo XIX. Es un detalle que sirve como muestra de que la serie tiene un punto de vista novelado, como quizá pretendieran sus autores. Sin embargo, al estar basada supuestamente sobre hechos reales, que aún están pendientes de juicio, se presta a confundir a los espectadores”.

Comentarios