Aramón coloca la última pilona del telecabina de la Expo

Aramón, Montañas de Aragón, y la empresa Leitner, líder internacional en el desarrollo de tecnología del transporte por cable, han colocado la última de las diez pilonas por las que pasará el telecabina de la Expo. Una pilona de 40 metros de altura y 12 de micropilotaje (cimentación), la segunda más alta de todas. Con estos trabajos, se da por concluida una fase muy importante de la ejecución de las obras, y es que ya está completamente trazado y levantado el camino que seguirán las cincuenta cabinas que realizarán este espectacular recorrido

El resto de las obras siguen su curso y tanto el edificio motriz (de salida del telecabina, a escasos 150 metros de la Estación Intermodal) como el edificio de Llegada (en el recinto Expo) están ya levantados y actualmente se está procediendo al su recubrimiento exterior.

A partir de este momento, resta colocar el cable que soportará las cabinas, maniobra espectacular que tiene que realizarse utilizando un helicóptero encargado de unir las dos estaciones con las que cuenta la instalación.

Las cabinas, ultramodernas e innovadoras, están ya fabricadas a la espera de la colocación de dicho cable.

El recorrido de este trayecto será de algo más de un kilómetro y de una velocidad de seis metros por segundo. Con una capacidad de ocho pasajeros, podrá transportar a más de 2.600 personas por hora, en horario ininterrumpido como el del recinto Expo.

En cuanto a los edificios, el que albergará la estación motriz, desde donde saldrán las cabinas, está situado en el Paseo del Agua, en las proximidades de la Estación Intermodal, y será el centro desde el que se iniciará el recorrido que sobrevolará el Ebro entre el Pabellón Puente y el Puente del Tercer Milenio, alcanzando los 50 metros de altura sobre el río.

El viaje termina en el Pabellón Aramón-Leitner, en el que se podrá visitar la exposición “El Mundo del Hielo”, diseñada por el mítico montañero, Reinhold Messner.

Un auténtico camino de sensaciones y emociones, que acercará al visitante a esta cultura extrema, de la mano de instalaciones de diferentes artistas de renombre internacional como Isaac Julien, Doug Aitken o Helmut Ditsch.

Dentro de muy pocos meses, Zaragoza dispondrá de uno de los accesos más atractivos a la Expo. Un recorrido por el cielo de la ciudad que permitirá observar una exclusiva vista de la exposición y de la capital aragonesa.

Comentarios