Tres años después del cierre parcial de Prainsa, la empresa logra el desarrollo urbanístico de sus terrenos

2004062222 alvisa.JPG

Hace tres años, en septiembre de 2004 que Prainsa decidió reducir la planta que poseía en Huesca. Ahora la empresa ha presentado un desarrollo urbanístico de la zona en la que se asienta, desarrollo que supondrá tener que modificar el Plan General de Ordenación Urbana, que cuenta con el apoyo de todos los grupos políticos en el Ayuntamiento de Huesca.

El Alcalde de Huesca ha dicho que no conoce el número de trabajadores que permanecen en la factoría, pero que el Ayuntamiento de Huesca no podía hacer otra cosa que aplicar la normativa vigente y permitir el desarrollo urbanístico de la zona.

Praínsa ha presentado un convenio que supondrá la tramitación de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, ya que lo que hasta ahora tenía exclusivamente uso industrial pasará a ser calificado como de uso terciario, de manera que el propietario podría construir un hotel o infraestructura similar.

A cambio de permitir este desarrollo, el Ayuntamiento podrá ceder a la Universidad un terreno en el que construir un edificio.

En el próximo Pleno Municipal se planteará la cesión de éste y otro terreno contiguo a la universidad y el inicio de la tramitación de la modificación del Plan General que permitirá a Prainsa el desarrollo urbanístico de la zona.

De una u otra manera, Prainsa consigue de esta forma desatascar los terrenos de la antigua Alvisa.

Recordemos que cuando la propietaria de estos terrenos, la empresa Prainsa, en septiembre de 2004, meses después de adquirir Alvisa, decidió llevar a cabo la reducción de plantilla en Huesca, entonces algunos grupos políticos municipales señalaron que, tras el cierre parcial, había una operación urbanística. Ahora esa operación ha logrado el beneplácito de todos los grupos, tanto del gobierno como de la oposición municipal.

Comentarios