El GA financia una investigación científica en varias expediciones de gran altura

Grupo Montaña de Jaca GMAM

El Gobierno de Aragón financiará una investigación científica basada en la respuesta del cuerpo humano en expediciones en montaña de alto nivel. El proyecto se basa en un amplio estudio que se va a llevar a cabo en cuatro expediciones diferentes que se realizarán en el Himalaya, una investigación que el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad financiará con 16.000 euros. Las expediciones en las que se llevará a cabo la investigación son: al Mera Peak de 6.476 m. de altitud, del Grupo Sexagenarios, el ascenso al Island Peak, de 6.189 m., del Club Pinineísta Mayencos de Jaca, la expedición al Lhotse, de 8.516 m., del Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca, y el ascenso al Everest, de 8.848 m., del Grupo de Carlos Pauner.

El objetivo de este estudio es analizar la respuesta de los montañeros en situaciones de riesgo y altitud para trasladar después sus resultados al ejercicio del alpinismo y la escalada y evitar el índice de siniestralidad en las actividades que conllevan estos deportes. El Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad, a través de la dirección general de I+D+i, va a participar en un estudio científico que se va a llevar a cabo a través del grupo de investigación Salud y Seguridad en la Montaña de la Universidad de Zaragoza con el fin de conocer la respuesta del cuerpo humano ante situaciones adversas de meteorología, altura y riesgo, tanto desde el punto de vista psicológico como fisiológico.

Se trata de la primera Expedición Científica Aragonesa al Himalaya donde un grupo de expertos formado por los doctores María Antonio Nerín, José Ramón Morandeira y Pedro Allueva, recogerán datos y analizarán la capacidad de respuesta de los montañeros de 4 expediciones diferentes que ésta primavera se desplazarán al Himalaya.

Uno de los objetivos del estudio es analizar la respuesta de los montañeros para trasladar después sus resultados al ejercicio del alpinismo y la escalada y evitar el índice de siniestralidad en las actividades que conllevan estos deportes. La preparación física de los expertos en montaña previene en gran medida las lesiones y los accidentes por lo que un estudio como el que se va a desarrollar en alturas superiores a 5.000 metros puede dar una visión más explícita de las condiciones que un montañero debe tener antes de enfrentarse a retos de alto nivel en montaña.

El proyecto de investigación se basará en el estudio de actividades de seguridad en montaña analizando la transmisión de la señal de Aparatos de Rescate de Víctimas de Avalanchas, ARVA, en el Himalaya y la gestión del riesgo como herramienta para mejorar la seguridad.

El aspecto psicológico, uno de los principales objetivos de la investigación, se centrará en un análisis del deterioro de las habilidades del pensamiento en altitudes distintas y la capacidad de reacción del montañero.

Comentarios