Continúa la causa contra Porta. El Gerente y un técnico no serán imputados

2006032409 porta.JPG

La Audiencia Provincial de Huesca ha desestimado los dos recursos interpuestos contra el Auto del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Huesca por el que se acordaba el fin de la fase de instrucción y la continuación del procedimiento contra José Porta Monedero, legal representante de Harinas Porta S.A. La Audiencia no considera procedente, asimismo, imputar al Director Gerente de la empresa y al Técnico en Prevención de Riesgos Laborales en el caso que se sigue por la explosión de la Harinera.

Harinas Porta recurrió el Auto solicitando el sobreseimiento completo de la causa.

La Sala considera que en este momento del proceso no cabe sobreseer sin prejuzgar su culpabilidad o inocencia. En todo caso, dice el juez, será en un momento posterior de la fase intermedia del procedimiento, después de que las acusaciones hayan presentado sus respectivas calificaciones, cuando proceda decidir si existen o no indicios racionales de criminalidad en la actuación de José Porta.

El Sindicato Comisiones Obreras recurrió para solicitar la imputación de dos

personas más, aparte de José Porta. La solicitud hacía referencia al Director Gerente de la empresa y al Técnico en Prevención de Riesgos Laborales.

En cuanto al Director Gerente, la Sala considera que desempeñaba su función más en el área comercial de la empresa que en el aspecto de riesgos laborales y, en todo caso, llevaba muy escaso tiempo, unos quince días, desempeñando su puesto como Director Gerente cuando acaeció el siniestro. Por lo que respecta al Técnico en Prevención de Riesgos Laborales, el juez dice que nadie pidió su declaración como imputado durante la instrucción, y de hecho declaró como testigo, lo que impide legalmente que el procedimiento siga contra él, y además no tenía capacidad decisoria suficiente en materia de prevención de riesgos laborales.

Por parte de Harinas Porta se recurrió también una Providencia por la que se

denegaba la práctica de una diligencia de instrucción. La Sala confirma la decisión, dado que tal denegación no produce indefensión, pues la prueba podrá volver a pedirse de cara al juicio oral, y además afecta únicamente al aspecto de la responsabilidad civil, en concreto a la indemnización que pueda corresponderle a uno de los perjudicados que sufrieron daños materiales.

Comentarios