Standard & Poors mantiene el rating de Ibercaja y confirma su perspectiva estable

La agencia de calificación crediticia Standard&Poor´s ha mantenido el rating de Ibercaja en “A+” para los compromisos financieros de la Entidad a largo plazo y “A – 1” para los de corto plazo, y ha confirmado su perspectiva estable. De acuerdo con la escala de valoración de esta agencia, Ibercaja mantiene un excelente ráting con respecto a las entidades financieras calificadas, tanto a nivel nacional como internacional, ya que “A+” es hoy el nivel más alto de calificación entre las entidades de esta dimensión.

Entre las principales fortalezas indicadas en el informe destaca la posición de liderazgo en sus mercados tradicionales (Aragón, La Rioja y Guadalajara) y la prudencia que caracteriza la gestión de la Entidad. En este sentido, Standard&Poor´s resalta la buena calidad de los activos de la Caja gracias al bajo perfil de riesgo de su negocio y a la fuerte cultura crediticia del Grupo. De hecho, el ratio de morosidad de Ibercaja, con un 0,76%, se sitúa claramente por debajo de la media del sector 0,91%.

Del mismo modo, la agencia subraya la fortaleza financiera del Grupo Ibercaja, caracterizada por una sólida solvencia (tiene un coeficiente del 12,4% frente al 8% mínimo regulatorio), que es elevada tanto en un contexto nacional como internacional; por una fuerte posición de liquidez y por una saludable rentabilidad del negocio. Por todo ello, el informe considera que Ibercaja está bien preparada para afrontar con éxito un potencial entorno económico menos favorable.

Standard&Poor´s destaca la buena gestión del plan de expansión nacional de la Entidad que se ha desarrollado sin deteriorar su perfil financiero y que ha otorgado a la Caja una presencia nacional. La agencia recalca especialmente el esfuerzo realizado por incrementar la diversificación geográfica, centrándose en las regiones con mayor crecimiento económico y demográfico. Actualmente, el 52% del volumen de actividad está fuera de la zona tradicional. Asimismo, avanza la diversificación con el crecimiento de nuevas líneas de negocio, como los segmentos de empresas y banca personal.

Comentarios