35 bomberos participan en el Plan de Formación de la Diputación de Huesca

Durante este sábado, 35 bomberos de la provincia participaban, en el vivero provincial, en el segundo módulo del Plan de Formación Básica. Este plan consta de cuatro módulos y una evaluación: el primero fue en febrero, este sábado era el segundo, y el tercero y cuarto son en abril y mayo respectivamente.

Desde que comenzó este Plan de Formación, más de 1.000 bomberos han finalizado estos cursos propuestos por el área de Promoción, Turismo y Medio Ambiente de la Diputación de Huesca. Con el cierre del Plan de Formación del pasado año se cumplen ocho desde que se pusiera en marcha esta iniciativa. La jornada de este sábado consistía en un acercamiento a las altas temperaturas y la mala visibilidad.

El curso consiste tanto en clases teóricas como prácticas, durante este sábado, por ejemplo, una prueba consistía en un laberinto de humo, es un espacio con nula visibilidad y con diferentes obstáculos, por el que los bomberos deben aprender a manejarse.

Otra de la pruebas es un recinto completamente cerrado y con una temperatura de más de 200 grados. Y es que, en un incendio de un piso normal, se pueden alcanzar los 1.000 grados, así que el primer paso que deben dar los bomberos es rebajar la temperatura para evitar que las personas que puedan estar dentro se quemen.

En estos cursos básicos se pretende que los bomberos se familiaricen con este tipo de situaciones y se acostumbren a trabajar bajo condiciones difíciles, como son las altas temperaturas y la nula visibilidad. 34 chicos y una chica de todas las comarcas de la provincia están participando en este Plan de Formación, pero la demanda es mucho mayor, ya que otros 34 se han quedado fuera por falta de plazas.

Comentarios