Seguridad alimentaria y rechazo a la violencia de género marcan la asamblea de FEACCU-Huesca

2004101919 trinidad valdovinos.JPG

La seguridad alimentaria, la necesidad de una actitud de máxima beligerancia contra la violencia de género, la posibilidad de contar con un acceso en condiciones a Internet desde cualquier lugar de la provincia y la mayor información de la composición de los alimentos que compramos en nuestra cesta familiar han sido las protagonistas de la asamblea general ordinaria que ha celebrado la Federación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios de la provincia, FEACCU-Huesca. Representantes de sus cien asociaciones locales se reunían este sábado coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional del Consumidor.

Trinidad Valdovinos, presidenta de FEACCU-Huesca, ha repasado la actividad de la federación a lo largo del año pasado y las previsiones para este año. Se han aprobado las cuentas del ejercicio anterior y las previsiones para el actual en curso.

El catedrático e investigador Juan José Badiola, en su calidad de presidente de la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria, ha intervenido en esta asamblea para hablar del momento actual de la calidad y la seguridad en nuestra alimentación diaria.

Badiola, para quien los derechos del consumidor son sagrados, ha explicado que la cadena alimentaria ha mejorado espectacularmente en calidad y seguridad. Considera que la sociedad debe confiar en esa cadena alimentaria. Pero también ha incidido en que el consumidor tiene derecho a conocer y a que no le engañen. Por su parte, los productores deben esforzarse para garantizar esa calidad demandada ya que, si no lo hacen, el consumidor le castigará ignorando sus productos. Insistía en estas cuestiones en una jornada, ha recordado, como la de hoy, Día Mundial de los Derechos de Consumidor.

Previamente, una charla del Álvaro Franco Oliván, asesor de FEACCU-Huesca en materia de Alimentación, ha servido para poner sobre la mesa la importancia de la información sobre el etiquetado de los alimentos.

Se ha puesto sobre la mesa, también, la situación que genera la violencia de género en nuestro país. Se considera que “cada vez que matan a una mujer nos matan un poco a las demás”. Además, se reclama una mayor implicación de los hombres en la solución a este grave problema social. En FEACCU-Huesca se considera que “hay que escuchar a los hombres que repudian esta violencia”.

Se ha decidido rechazar categóricamente el contenido de una Orden Ministerial 3860/2007, de 29 diciembre 2007, del departamento de Industria que obliga a las comercializadoras de suministro eléctrico a dar la base de datos de sus clientes a cualquier otra empresa de este sector que la solicite. La medida se encuadra en el proceso de liberalización del mercado eléctrico.

Se rechaza la medida porque está en contra de la intimidad de las personas, va contra la Ley de Protección de Datos y, en todo caso, debería ser el consumidor el que diera los datos y no una empresa.

Otra de las propuestas ha ido dirigida a la necesidad de extender la banda ancha telefónica a toda la provincia, para facilitar el acceso a internet en condiciones a toda la sociedad altoaragonesa, independiente de su origen urbano o rural.

En otro momento de la asamblea, responsables del programa Moviliz@mujer, que desarrolla FEACCU-Huesca en las asociaciones de la federación. Explicaban a las presentes las características de esta iniciativa. Se trata de incluir Internet en la vida cotidiana de las personas, ya sea para navegar por la red, realizar gestiones telemáticas con la Administración o una entidad de crédito y aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías de la comunicación para el desarrollo personal.

Comentarios