Vuelve la preocupación al Forcusa Huesca

balonmano Forcusa Huesca - Pozoblanco, marzo 08

Cuando todo el mundo pensaba que el peligro había pasado, la situación se ha vuelto a complicar en una clasificación donde el BM Huesca se ha colocado en el puesto 11 con 20 puntos, empatado con Almoradí y Palma del Río y con tan solo dos de ventaja con el OAR La Coruña que ocupa ya plaza de promoción de descenso. Está claro que se sigue teniendo todo a favor, pero en la entidad no se quiere que el equipo se relaje lo más mínimo e incluso las declaraciones del entrenador Juan Carlos Gordo fueron claras al señalar que algunos jugadores no estaban mostrando la mejor actitud ante una situación de este tipo y que el que no esté dispuesto a darlo todo no jugará.

Otro asunto son los rumores que sitúan a algunos jugadores de la plantilla en otros equipos la temporada que viene lo que lógicamente no beneficia para nada y lo que se pide es la mayor profesionalidad a la plantilla para que el BM Forcusa Huesca no se vea inmerso en una situación totalmente inesperada como puede ser jugar la promoción por no descender o incluso perder la categoría.

El calendario puede ser propicio al tener enfrentamientos directos, pero la vuelta a la competición tras el paréntesis de la Semana Santa no será fácil con una salida a una pista complicada como la de Anaitasuna. Luego se recibirá al Lacera Naranco y se visitará al Grupo Sigarci, ambos por detrás en la tabla. De nuevo en casa se recibirá al Toledo y dos desplazamientos seguidos a Bidasoa y Tenerife antes de cerrar la liga en el Palacio de los Deportes con el Baracaldo.

El presidente Ignacio Munuera señalaba a Radio Huesca Digital que “nosotros vamos a intentar ganar los siete, aunque supongo que los demás también. Llevamos varias semanas coqueteando con estos puestos y ahora toda la gente de abajo va apretar mucho. Tenemos unos partidos muy complicados y vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Para solucionar esto espero que nos respeten las lesiones, hacer un examen de conciencia todos, tratar de mejorar algunas actitudes y ganar un par de partidos”.

Lo que está claro es que ahora da igual como se juegue y lo importante es ganar: “Por suerte o por desgracia esto se soluciona ganando y lo que hace falta es que sea cuanto antes. Parecía que habíamos dado ese salto en la tabla y otra vez estamos cerca de estos puestos y lo que hace falta es volver a ganar para respirar tranquilos. La mayoría de los jugadores no están acostumbrados a jugar en estas circunstancias, lo vimos aquí hace tres años y creo que es lo peligroso. Este es un equipo para estar jugando sin esa presión de nos podemos meter abajo y quizás es lo más preocupante porque ahora jugamos siempre mirando el marcador y la clasificación”.

De lo poco que se puede salvar este año son los aficionados que siguen siendo fieles al equipo y a los que Munuera pide un esfuerzo y apoyo final: “La afición está siendo lo mejor que hemos conseguido en estos años. Hay que decir que hemos hecho algún partido bueno en casa como el de Cuenca, pero la mayoría hay que decir que se ve desde el principio que el equipo no puede con el rival y ha estado con nosotros hasta el final. Yo creo que si no fuera por ellos estaríamos mucho peor”.

El presidente, pide “un esfuerzo hasta el final de temporada para no meternos en un lío más gordo. Después de lo de hace tres años, ni soy pesimista ni optimista. Jugamos contra rivales de la misma zona y hace falta que sepamos jugar esos partidos y entenderlos”.

Comentarios