Se inaugura la residencia de sacerdotes con 17 plazas

Convento Siervas , residencia de sacerdotes

La nueva Residencia de Sacerdotes se inaugura este martes, 18 de marzo, tras la celebración de la Misa Crismal en la Catedral de Huesca. Dos años de obras y una total restauración del antiguo convento de las Siervas de María han dado como resultado dos edificios con un total de diecisiete plazas para sacerdotes de edad avanzada, además de cocina, comedor, capilla y sala de reunión.

En la jornada del martes santo, víspera de la festividad de San José, la residencia quedará inaugurada. Tras la Misa Crismal, el Obispo y todos los sacerdotes que en ella participen, se trasladarán a la residencia donde se bendecirán las instalaciones. A este acto también han sido invitadas las antiguas Siervas de María que habitaron este edificio.

Una pequeña comunidad de tres monjas de Santa Ana se ocupará de atender a los sacerdotes. Se trata de una nueva comunidad que vivirá cerca del Museo diocesano y que, además de la residencia sacerdotal, también atenderá la sacristía de la Catedral.

Lo que fue el edificio del Convento sólo mantiene la capilla, condición que pusieron las monjas cuando lo cedieron al Obispado. En él se han construido nueve habitaciones. Además, en el patio se ha levantado otro edificio que contendrá ocho habitaciones más. Se trata de habitaciones que tendrán tres espacios, el de la cama, un servicio y una pesqueña sala o estudio para que los sacerdotes puedan trabajar en su retiro.

En el edificio nuevo no estaba previsto, en un principio, construir habitaciones, sino destinarlo a la biblioteca del Seminario. Finalmente, se decidió buscar otro espacio a esa biblioteca y construir más habitaciones. Del total de 17, doce estarán ocupadas desde el mes que viene.

Comentarios