Comienzo flojo de la temporada de pesca en el Alto Aragón

Este fin de semana se iniciaba la temporada de pesca y no ha sido un buen comienzo en lo que al número de capturas se refiere. Las aguas no bajan en las condiciones más adecuadas para llevar a cabo esta actividad aunque los pescadores esperan que haya un margen de mejora y la situación cambie en las próximas semanas.

Audio sin título

La situación no ha sido la mejor, por ejemplo, en la cuenca del río Aragón, los ríos bajaban muy crecidos y ha hecho viento. En otras cuencas bajaba poca agua, muy cristalina y fría por lo que la actividad de los peces ha sido muy reducida. Ha habido otros lugares donde las capturas han sido más elevadas como en Lafortunada, río Cinca, y en la Gargante del Ventamillo, río Ésera.

Los ríos necesitan un aumento de las temperaturas debido a que de momento están muy frías y hay poca actividad de los peces. De aquí a tres semanas la situación puede cambiar. La mayor preocupación de los pescadores está en el caudal de los ríos durante la época de estiaje ya que hay poca nieve y no llueve por lo que esperan que en la primavera lleguen las tan ansiadas lluvias.

La reproducción de la trucha en un principio este año se ha podido realizar sin grandes sobresaltos y la freza ha sido positiva; no ha habido riadas y se ha mantenido un caudal estable, que la ha favorecido. Tan solo en aquellos ríos con regulaciones y variaciones de caudales bruscos se han podido ver afectados al haber tenido que preservar agua. Los cotos deportivos un año más han preparado sus escenarios con abundantes repoblaciones de trucha para dar satisfacción a los pescadores que los visiten.

Comentarios