CHA pide explicaciones sobre posibles irregularidades en el transporte sanitario

Chunta Aragonesista ha registrado una quincena de preguntas parlamentarias sobre transporte sanitario y ha solicitado que la consejera de Salud, Luisa Noeno, comparezca en Cortes para explicar la situación actual de este servicio, que ofrecen distintas empresas adjudicatarias en todo el territorio aragonés. “Hemos detectado irregularidades, tanto en materia laboral como en la prestación del propio servicio, y creemos necesario que la Consejera dé las oportunas explicaciones”, ha señalado la portavoz de Sanidad de CHA, Nieves Ibeas.

Uno de los aspectos más preocupantes es el incumplimiento de que, en las ambulancias no asistenciales o en los vehículos de transporte sanitario colectivo, haya obligatoriamente un conductor y un técnico. CHA también quiere saber cómo garantiza el Salud que todo el personal empleado tiene la formación adecuada y que las empresas responsables cumplen con sus compromisos de formación de sus trabajadores. “Y otra de las cuestiones es qué pasa con las empresas adjudicatarias que subcontratan a otras empresas, ¿quién controla si este personal cumple o no con los requisitos necesarios y si prestan el servicio en las condiciones adecuadas?”, se pregunta Ibeas.

En materia laboral, existen varias sanciones de la Inspección de Trabajo de Huesca a la UTE Ambulancias Pirineos, empresa responsable del transporte sanitario programado en el Altoaragón. Por otro lado, desde abril de 2004 los trabajadores del transporte sanitario urgente reclaman el pago de varios pluses que no les han sido abonados, a pesar de que el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje emitió un laudo arbitral que reconocía estos derechos. En aquella fecha la adjudicataria de la gestión era la UTE “Transportes Sanitarios de Aragón”, con la que el Salud rescindió el contrato meses después para subrogarlo desde el 1 de marzo de 2005 con la nueva adjudicataria, “Ambuibérica”, que debía mantener los derechos y obligaciones laborales de la anterior, incluidos estos pluses. Sin embargo, casi cuatro años después, los trabajadores afectados denuncian que siguen sin cobrarlos. “Tan grave resulta que las empresas no esté cumpliendo con sus obligaciones como que el departamento de Salud no esté velando para que se ajusten a lo dispuesto legalmente”, concluye la portavoz de CHA.

Comentarios