El turismo deja una Semana Santa "fructuosa" en Barbastro

Desde la Oficina de Turismo de Barbastro se ha efectuado un balance muy positivo de la actividad de estos días en la Ciudad del Vero, tal y como afirma su responsable, Rosana García, quien destaca que “ha resultado una semana muy fructuosa”. Personas de entre 25 y 50 años, procedentes de Madrid, Valencia, País Vasco, y sobre todo Cataluña han sido los que se han acercado hasta el Somontano para disfrutar de estos días de vacaciones mezclando naturaleza, cultura, y actos religiosos.

La festividad de la Semana Santa en este 2008 se ha prolongado notablemente, como señala García, ya que la afluencia de turista por la zona de Barbastro comenzó el fin de semana del 15 y 16 de marzo, y el paso de personas por la ciudad no ha cesado hasta el pasado lunes de Pascua. Aun así, los días con mayor número de visitantes fueron los esperados: el jueves y el viernes santos. Con este balance, como explica García, se deja constancia de que “la Semana Santa es un periodo vacacional en el que el turismo de interior es el que triunfa frente a la competencia de las zonas de sol y playa”.

Otro de los aspectos destacados del turismo de estos días en Barbastro es que, con el aumento del prestigio de la Semana Santa, ha aumentado también el número de visitantes. García señala que “Barbastro es referencia de muchas cuestiones por la actividad que se realiza en la localidad, y la Semana Santa es un gran ejemplo de ello, porque si bien la zona destaca por las actividades de naturaleza, es la ciudad de Barbastro la que aporta el factor cultural de estos días sacros”.

Las preguntas más frecuentes que los visitantes han trasladado a las trabajadoras de la Oficina de Turismo de Barbastro han estado relacionadas con el municipio, la zona, y también con los lugares más emblemáticos de la montaña. Como dice García, “Barbastro es una ciudad sin monumentos demasiado conocidos, y hay que ir a buscarlos, hay que adentrarse en ella para descubrirlos”, por lo que, cuando los turistas pasean por las calles de la localidad, “se quedan gratamente sorprendidos”.

Comentarios