Los corredores del CC Oscense regresan de Uruguay con el objetivo cumplido

Cansados por el largo viaje, pero satisfechos, han regresado los corredores del equipo élite y sub-23 del Renault Auto Cuatro que han participado en la Vuelta a Uruguay en la que los ciclistas Oscar Boadas y Miguel Bergua conseguían finalizar tras las diez etapas, mientras que los otros cuatro integrantes del equipo, Javier Paulés, Miguel Escolá, Javier Fernández y Adrián Barceló se quedaron en el camino por diferentes motivos.

Ha sido una bonita experiencia donde además han podido comprobar el nivel que hay en ese país y en Sudamérica y lo cierto es que incluso la presencia del CC Oscense como único equipo europeo ha despertado expectación en Uruguay. El seguimiento mediático ha sido importante en radio, prensa y con televisión en directo, lo que ha permitido promocionar el nombre de Huesca en todo el país uruguayo.

Bajo la dirección de Pablo Ramos los corredores han dado la cara y han conseguido hacer un buen papel. Javier Paules y Miguel Bergua señalaban a su regreso que “nos encontramos que era todo diferente aquí. De cómo estaba organizada la carrera por los medios técnicos que tienen y las normas son diferentes, el arbitraje y hasta que nos adaptamos a eso nos costó un poco. Cosas que aquí se han mejorado, allí todavía están en evolución”.

Precisamente una decisión de los árbitros de carrera retiraba en la tercera jornada a Paules y Escolá y luego una avería no anunciada por radio vuelta fue determinante para el abandono de Barceló y luego de Javier Fernández que fue el cuarto corredor que no consiguió acabar la vuelta.

Sobre su papel, Bergua comentaba que “con lo que más miedo iba era como nos íbamos a encontrar todos a partir de la séptima u octava etapa. Para mí lo más duro fue el calor ya que pasamos de correr la última carrera aquí en Navarra con 2 grados y nieve al calor y estar a 35 y 40 grados y sin periodo de adaptación. Llegábamos todos los días con quemaduras en la piel y ha sido lo peor. Además al ser una zona tan llana se decidió todo por el aire y con abanicos y eso sí que notamos mucho. En los diez días solamente había un puerto de cuarta categoría”.

Paules añadía que “el aire entraba siempre y hacen las carreras montando abanicos y en eso son especialistas y todo el día ‘cuneteando’ y así es como se rompía la carrera”.

Los dos corredores coincidían en señalar sobre el nivel que se han encontrado que “había de todo, corredores como Matías Merichi que ganó la contrarreloj y que hace dos años hizo quinto en el Mundial con profesionales en Madrid y luego corredores muy humildes que dormían en cualquier lado y que corrían con sus propios medios y lo mínimo”.

Toda la expedición del Renault Auto Cuatro señalaba que “el trato ha sido excelente, de 10. La gente muy amable y todo lo que han podido hacer lo han hecho. Han estado siempre atentos con nosotros y siempre dentro de sus posibilidades nos han tratado fenomenal”.

Se quedan con la experiencia y lo bien que les va a venir para las competiciones en España. Sin ir más lejos el próximo fin de semana tienen una carrera en Segovia en la que habrá de nuevo un alto nivel y donde los oscenses llegan con el rodaje de Uruguay. El sábado habrá una contrarreloj y el domingo una carrera en línea donde esperan hacer un buen papel.

Comentarios