Marcelino Iglesias reconoce que la venta de suelos para Gran Scala depende "de las leyes de mercado"

Los propietarios de los suelos de Monegros están en su derecho de pedir el precio que quieran por sus terrenos. Lo ha recordado este jueves en Huesca el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, después de que el coordinador de Gran Scala en España Jaime Riera, se mostrase "sorprendido y decepcionado" en la Cadena SER Aragón por las dificultados que se encuentran los promotores del macroproyecto de ocio y juego para adquirir los terrenos. De todas formas, Iglesias se ha mostrado confiado en que el proyecto saldrá adelante porque "hay varias alternativas".

Audio sin título

El presidente del gobierno aragonés no ha querido valorar las "opiniones" de Riera, pero sí ha recordado que la compra-venta de terrenos, como para cualquier otro interesado, está sometida a las leyes del mercado y que los propietarios están en su derecho de no vender sus tierras si no quieren.

El consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, apuntaba en la mañana de este jueves en Walqa que es el momento de trabajar y no de hablar, añadía que cuando esté todo el proceso finalizado entonces sí hablará.El presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte, reconoce que confía en que llegue a buen puerto este proyecto, no queriendo hacer declaraciones al respecto. Dice que la negociación está en manos del consejero de Industria, Comercio y Turismo, teniendo plena confianza en él.

Recordamos que Jaime Riera, coordinador de Gran Scala en España, se mostraba altamente sorprendido por las dificultades que se encuentran los promotores de este macroproyecto de ocio y de juego a la hora de adquirir terrenos. Apuntaba que una iniciativa de estas características "debería tener suelo gratis"; que la consecución de inversores va bien; y que el proyecto será respetuoso con el medio ambiente.

Riera no entiende cómo los propietarios de terrenos piden 6 ó 7 veces el valor del suelo, muestra su sorpresa y decepción, y afirma no comprender que no se vea en la zona la riqueza que se va a generar.

El representante de ILD en España considera inapropiado especular con el suelo en un proyecto de estas características; llega a decir que el suelo se regala.

Y explica por qué no se procedió a comprar el suelo antes de presentar el macroproyecto: por evitar ser acusados de especuladores, de gangsters, de intentar engañar a la gente,...

Ahora toma peso la posible ubicación de este macroproyecto en La Almolda, zona en la que el suelo idóneo está en manos de decenas de propietarios. Se espera llegar a un acuerdo pronto porque los estudios topográficos y arquitectónicos llevan su tiempo.

Comentarios