La “Transmonegrina” arranca con la primera prueba en Monegrillo

70 corredores se han inscrito hasta el momento en la primera etapa de las pruebas de BTT en la comarca de Los Monegros, denominada Transmonegrina, que se ha presentado en Huesca, con la presencia del consejero comarcal de Juventud y Deporte, Álvaro Amador, y el representante de las asociaciones de ciclistas monegrinos, Alberto Ferreruela. Se trata de una iniciativa que une deporte y turismo en rutas de bicicleta de montaña no competitivas.

Las pruebas comenzarán este próximo domingo, 30 de marzo, en Monegrillo. Continuarán en Lanaja el 20 de abril, el 18 de mayo, en Sena, el 20 de julio en Castejón de Monegros, el 3 de agosto en Alcubierre y, concluirán el 21 de septiembre en Sariñena.

La Transmonegrina se organiza por primera vez y nace con ánimo de continuidad. Se trata de una prueba no competitiva que “intenta ampliar el abanico de participación a toda la familia, ya que consta de circuitos para iniciados y no iniciados en este deporte”, señaló Amador.

Estas pruebas también pretenden “fomentar el conocimiento del territorio” , según el consejero comarcal, quien además ha subrayado la colaboración y organización a cargo de la Fundación para la Promoción de la Juventud y el Deporte de la Comarca de Los Monegros, junto a las asociaciones de BTT de Sena, Monegrillo, Alcubierre, Castejón de Monegros, Lanaja y Sariñena, junto a los ayuntamientos de las seis localidades monegrinas por las que discurren las pruebas. Amador ha destacado asimismo que la Transmonegrina, “intenta fomentar el deporte del ciclismo que cada día gana más adeptos en nuestra comarca, un territorio que presenta un envidiable marco natural para su práctica”.

La ruta que inaugurará la “Transmonegrina” el próximo domingo, 30 de marzo, tendrá lugar en Monegrillo y partirá a las 8.30 horas desde las piscinas municipales. Es de nivel medio y tiene una duración de 55 kilómetros para los iniciados (5 horas) y una opción corta de 30 kilómetros (3 horas). La ruta parte desde Monegrillo y se adentra en la Sierra de Alcubierre. Los corredores rodearán el espectacular barranco del Bucal, un auténtico cañón con una longitud de siete kilómetros. Después se desciende hasta las proximidades de la vecina villa de Castejón por la Plana de la Cruz y Valzapata. Se asciende al vértice de Miramón, por la Filada del Conde y se inicia un vertiginoso descenso entre pinos, sabinas y carrascas por la Val de la Espartera.

Comentarios