Eva Almunia ha presidido la celebración del Día de la Educación

La empresa Microsoft Ibérica ha sido galardonada con la Medalla de la Educación Aragonesa 2008 que concede el Ejecutivo autónomo con motivo de la celebración del Día de la Educación Aragonesa, que se conmemora el 30 de marzo, aniversario del nacimiento de María Moliner. El Gobierno aragonés ha querido reconocer así el apoyo de esta empresa a la acción educativa que ha permitido llevar a todo Aragón las nuevas tecnologías gracias, entre otros, al programa Pizarra Digital, un proyecto innovador y reconocido internacionalmente. Entre los galardonados este año con la Cruz José de Calasanz al Mérito Educativo 2008 estaban: Mariano Buera Castillón: por su entrega e impulso a la innovación educativa y Miguel Sarasa Salcedo: a título póstumo por su dedicación a la supervisión y el asesoramiento educativo en la provincia de Huesca.

La medalla ha sido entregada por la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Eva Almunia, en el acto que ha tenido lugar en la Sala de la Corona del edificio Pignatelli y al que asistió también la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, María Victoria Broto. En el mismo, se otorgó además la Medalla Extraordinaria de la Educación Aragonesa 2008 a la congregación Compañía de María por su proyecto educativo de calidad y libertad, basado en la educación en valores de igualdad de género y de desarrollo de competencias básicas.

Este año la Cruz José de Calasanz al Mérito Educativo 2008 ha correspondido a siete personas que han destacado a lo largo de su vida profesional y, por primera vez, a una alumna:

-Sheila Martínez Fernández: alumna del colegio San Valero, por su esfuerzo y capacidad de superación ante las dificultades.

-Mariano Buera Castillón: por su entrega e impulso a la innovación educativa. -Manuel Gargallo Sanjoaquín: por una vida de entrega a la educación popular.

-Pedro Roche Arnas: por el impulso innovador a la escuela rural en Teruel.

-Miguel Sarasa Salcedo: a título póstumo por su dedicación a la supervisión y el asesoramiento educativo en la provincia de Huesca.

-Máximo Pastor Andreu: por sus valores humanos y por conseguir hacer de su profesión palanca de desarrollo y convivencia de la población más desfavorecida.-

-Rosario Blanco Martínez: por contribuir desde su puesto de directora del colegio Ramiro Solans a la diversidad de soluciones para los distintos tipos de alumnos, armonizando calidad y equidad.

-Lourdes Laiseka Oñabeitia: por demostrar, como directora del colegio La Purísima para niños sordos, que merece la pena trabajar por y para estos alumnos.

En el acto celebrado con motivo del Día de la Educación Aragonesa se han otorgado también los premios extraordinarios de Bachillerato y Formación Profesional correspondientes al curso 2006-2007 a aquellos alumnos que destacaron académicamente.

Comentarios