La DPH presenta la publicación “Turia” dedicada al cineasta oscense Carlos Saura

Carlos Saura

En la jornada de este lunes tendrán lugar la presentación, en la Diputación Provincial de Huesca, de la revista “Turia” que en su próximo número estará dedicada a Carlos Saura. El ente provincial ha colaborado en su publicación en la que participan relevantes escritores, guionistas, directores de cine, además de familiares y amigos que firman diversos testimonios sobre Saura.

 

Este monográfico de TURIA dedicado a Carlos Saura será presentado hoy, día 31 de marzo, en Huesca por Agustín Sánchez Vidal, escritor, catedrático de Historia del Cine de la Universidad de Zaragoza y experto conocedor de la obra de quien está considerado como uno de los grandes nombres propios del cine español. El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, presentará el acto, que se desarrollará a las 20 horas en el salón de actos de la DPH, institución que ha colaborado en la edición de esta entrega de la citada revista. En dicho acto está previsto que intervengan, responsables de las entidades coeditoras de TURIA: Antonio Arrufat, Presidente de la Diputación de Teruel y del IET; Juan José Vázquez, Viceconsejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón. También participarán el fundador y director de TURIA, Raúl Carlos Maícas y la codirectora de la revista, Ana María Navales. Asimismo, asistirá a la presentación la Directora del Instituto de Estudios Turolenses, Montserrat Martínez.

 

Otro de los personajes destacados del sumario de TURIA es Pedro Laín Entralgo, indiscutible en cualquier balance del siglo XX español y del que conmemoramos el centenario de su nacimiento. Diego Gracia, principal discípulo de Laín Entralgo y su sucesor en la Cátedra de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, publica un notable artículo de síntesis sobre la dimensión intelectual de Laín Entralgo y la huella que ha dejado en el pensamiento español contemporáneo.

 

Además de esta atención especial a Carlos Saura y el homenaje a Pedro Laín Entralgo, las páginas de TURIA contienen las secciones habituales dedicadas a la creación literaria, ensayo, entrevistas, crítica de libros o los apartados destinados a temas aragoneses. Así, en esta entrega se publican textos inéditos de Sándor Márai, José María Merino, Tomás Segovia, José María Conget, Victoria de Stefano, Antonio Carvajal y Carlos Castán, entre otros.

 

Pedro Salinas, Guillermo Carnero, Marc Fumaroli son igualmente algunos de los protagonistas de este sumario. También sobresalen dos amplias y muy reveladoras conversaciones en exclusiva con el gran poeta Antonio Gamoneda, Premio Cervantes en 2006 y con el sociólogo Enrique Gil Calvo, uno de los investigadores que más y mejor ha analizado la sociedad española en que vivimos.

 

 

 

 

 

 

La portada y las ilustraciones interiores de esta entrega de TURIA corresponden también a Carlos Saura, que muestra así su excelente dominio de las artes plásticas. Algunos de esos dibujos, que realiza originalmente para los guiones de sus películas, se utilizan por vez primera para ilustrar la revista.

 

TURIA, que cumplirá este 2008 veinticinco años, es la publicación cultural aragonesa de difusión nacional de más dilatada trayectoria. Con periodicidad cuatrimestral, su edición corre a cargo del Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel, el Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. Este último número también ha contado con la colaboración de la CAI y de la Diputación de Huesca.

 

SAURA, RETRATO DE UN ARTISTA TOTAL

 

Relevantes escritores, guionistas, directores de cine, actores, estudiosos y especialistas españoles y de otras procedencias, así como varios de sus familiares y mejores amigos y colaboradores, firman un interesante conjunto de trabajos y testimonios en torno a Carlos Saura y brindan al lector buena parte de las claves que encierra una obra sin duda muy singular y seductora dentro del panorama cultural de las últimas décadas.

 

El sumario de TURIA ofrece textos inéditos de autores como Agustín Sánchez Vidal (“Un arte total”), Diego Galán (“Buñuel y Saura, 1983: dos aragoneses en el camino”), Manuel Hidalgo (“Cine musical: continuidad y coherencia”), Rafael Azcona, Manuel Gutiérrez Aragón, Elías Querejeta, Francisco Nieva, Chus Tudelilla (“Bicéfalo aragonés”), Hans Meinke, Jean Lecoultre, Alberto Sánchez Millán, Magdalena Calvo Sánchez-Sierra (“La inocencia perdida. Algunas reflexiones psicológicas sobre el cine de Carlos Saura”), Gonzalo de la Figuera, Paco Algaba y Francisco Javier Millán (“Biocronología”), entre otros. Junto a estas aportaciones, TURIA ofrece una extensa y muy recomendable entrevista exclusiva con el propio Saura (“Haciendo cine he dado alas a todo lo que me gusta”, asegura en sus declaraciones) y, entre otros materiales, recupera declaraciones del actor Paco Rabal o el texto que Juan Benet escribiera como prólogo a la edición de “Cría cuervos”, una de las más famosas películas del director de cine oscense. Asimismo se incluyen textos también inéditos y muy reveladores de su hermana, la escritora Ángeles Saura y de uno de sus hijos, el productor Antonio Saura Medrano.

El nuevo número de TURIA pretende no sólo subrayar las características de su cine sino redescubrir las múltiples facetas artísticas cultivadas por Carlos Saura. Un creador muy valorado como cineasta pero que también merece ser reconocido y apreciado como guionista, escenógrafo, escritor, fotógrafo e ilustrador. De ahí que las páginas de la revista pretendan reivindicar el interés que presenta Saura como artista total y que lo convierten en una de las personalidades más fructíferas y fascinantes de la cultura española. Como el propio Saura ha argumentado: “El cine que es artificio, teatro, ópera, pintura, narración, arte de síntesis o simplemente el producto de muchas cosas que se cocinan en la misma olla, es desde luego el

 

 

 

 

 

arte de nuestro siglo, abriendo a la imaginación un recuadro luminoso de sombras y colores en donde nos vemos representados. La grandeza de ese arte está en la sabia adecuación de los medios expresivos, en el sensible tratamiento de las imágenes, de la sabiduría y habilidad de los artesanos que colaboran en el proyecto común, y sobre todo en el talento de quienes han utilizado el cine como una segunda personalidad, desentrañándose como las arañas para ofrecer a quien quiera apreciarla una parte de la vida: reflejo, espejo, laberinto. Me gusta

pensar que es una forma de expresión personal, me gusta pensar que a través del cine podemos expresar nuestros temores, nuestras limitaciones, bondades y mezquindades, ensanchando nuestra visión y enriqueciendo nuestra mente”. Son palabras que nos dan muchas pistas para interpretar y comprender a Carlos Saura como un creador subyugante en sus diversos registros y quehaceres. De todo ese plural universo artístico se ocupa la revista TURIA con una mirada detallada, rigurosa y cómplice.

 

PEDRO SALINAS Y GUILLERMO CARNERO

 

El sumario del nuevo número de TURIA se abre con “Pedro Salinas o la intemperie casualidad”, de Enric Bou. Se trata de un clarificador artículo sobre la vida y la obra de uno de los grandes nombres de la generación del 27 en el que se subraya cómo gran parte de su biografía “se conjuga en una hábil y fortuita combinación de albur y predestinación”. Pedro Salinas ha vuelto a la actualidad editorial con la publicación, al fin, de sus obras completas. Un proyecto que presenta novedades importantes y que recupera a uno de los escritores españoles del siglo XX de más calibre y hondo calado. A un autor que “probó las armas en una gran variedad de géneros literarios y experimentó con una inusitada variedad de registros”. Y lo hizo “entre dos mundos, Europa y América, en dos períodos bien diferenciados, antes y después de la guerra civil. Sus textos, de una gran originalidad, escritos con pasión característica, abren nuevos caminos para el estudio de la literatura”.

 

En “Guillermo Carnero: el hedonismo de la inteligencia”, Manuel Neila firma una sugestiva semblanza literaria del escritor valenciano. En él se valora la obra poética de Carnero como una de las más originales, rigurosas y significativas de las últimas décadas. Para Neila, después de cuarenta años de evolución y crecimiento, la poesía de Guillermo Carnero “resulta una generosa invitación a la lucidez del pensamiento y al hedonismo de la inteligencia”. Para Carnero, “la idea de una obra de arte no debe responder a un modelo previamente dado, sino a una lógica de desarrollo precisa, que no se hace evidente más que en su propia producción. Tras el fracaso de vivir, que la ilusión del recuerdo y la lucidez del pensamiento no pueden evitar, al poeta sólo le queda el consuelo de la literatura y del arte”.

 

TEXTOS DE SANDOR MARAI, JOSE MARÍA MERINO, TOMÁS SEGOVIA Y JOSÉ MARÍA CONGET

 

En el capítulo que TURIA consagra a la creación literaria se publican textos narrativos de, entre otros autores, Sándor Márai, José María Merino, José María Conget, Victoria de Stefano, Carlos Castán, Oscar Sipán, Damián Torrijos y Rafael Esteban, ganador este último de la más

 

 

 

 

 

 

reciente edición del Premio Teruel de relatos.

 

En el apartado de poesía subrayaremos la traducción que Antonio Rivero Taravillo hace del poeta escocés Uileam Ros. TURIA publica, asimismo, poemas inéditos de Tomás Segovia, Antonio Carvajal, Ana María Navales, José Carlos Cataño, Jesús Aguado, José Ángel Cilleruelo, Manuel Vilas, Alejandro López Andrada, Mario Campaña, Juan Manuel Romero,

Juan Antonio Tello, Antonio Luis Ginés, Juan Marqués, Grassa Toro, Julio Espinosa Guerra, Jesús Miramón, Miguel Serrano Larraz, Miguel Ángel Ortiz Albero y Eugenio García Fernández.

 

PEDRO LAIN ENTRALGO Y MARC FUMAROLI

 

En su certero y clarificador ensayo “Laín Entralgo ‘desde dentro’”, Diego Gracia subraya la oportunidad que brinda el centenario del nacimiento de Laín (Urrea de Gaén, 1908 – Madrid, 2001) para situarlo adecuadamente en el contexto de la historia contemporánea de España. En la estela de aragoneses como Goya, Servet o Cajal, también en Laín tuvo una vida modelada ejemplarmente por la vocación o el destino. “De ahí que, a pesar de los vaivenes de una existencia movida, a veces convulsa, haya en su biografía una enorme coherencia interna, una gran fidelidad a sí mismo, un intento denodado por ser aquello que creía en cada momento tener que ser”, anota el profesor Gracia en su artículo. Fue, por tanto, su vida intelectual un tremendo ejercicio de coherencia con su destino. Siempre se mantuvo fiel, por decirlo con sus propias palabras, a “ese ímpetu por trabar y unir lo disperso en el pensamiento y en los hombres. Creo servir con ello al designio de mi generación española, tan arduo y espinoso en esta España nuestra, vieja, hendida y propensa a la engallada bandería.”

 

En el otro artículo de la sección denominada “Pensamiento”, Germán Cano escribe sobre “Marc Fumaroli y la rebelión de lo cultural” y valora como notable el interés que suscita la obra de este intelectual francés por cuanto sirve muy bien para apreciar las paradojas y peligros del llamado progreso cultural. Fumaroli, en su reivindicación liberal del modelo clásico de cultura, plantearía una crítica del intervencionismo y propondría un cierto adelgazamiento de la función estatal en materia cultural: “El Estado –señala Fumaroli- ha de ser modesto, pero tiene un poder enorme en su modestia: tiene que conservar el patrimonio, la enseñanza y todo lo que es previo a la actividad artística y la hace posible, pero no intervenir en el otro extremo, entre el gusto del público y la obra: eso hay que dejarlo a la libertad de ese público y del mercado”.

 

ENTREVISTAS A ANTONIO GAMONEDA Y ENRIQUE GIL CALVO

 

Antonio Gamoneda es uno de los grandes poetas españoles de nuestra época, condición que se ha visto revalidada tras la obtención en 2006 del Premio Cervantes. Por todo ello es interpelado, en una extensa e intensa entrevista, por el también poeta y periodista Javier Lostalé. Lorca, Cernuda, Claudio Rodríguez o Jaime Gil de Biedma son glosados por Gamoneda en una conversación de alto voltaje poético y ningún desperdicio. En estas páginas de TURIA, el poeta asturiano residente en León desde los tres años se confiesa “hijo de un

 

 

 

 

 

doble exilio: el político, sin abandonar España, y el literario. No he tenido nunca compromiso de partido, aunque mis ideas y acción en determinados momentos sean claramente de izquierdas y desde luego contra cualquier dictadura. La paz, la libertad , la lucha contra la pobreza y las formas espurias de poder constituyen mi personalidad. En cuanto al exilio literario, ni en el pasado ni en el presente me siento parte de grupos, corrientes y de tanta batahola como hay en el mundillo cultural. He escrito mi obra en una relativa soledad, y en la provincia. En todo caso este aislamiento no me ha hecho sufrir”.

 

Enrique Gil Calvo, profesor de Sociología Política de la Universidad Complutense de Madrid y autor de quinces libros, es un investigador incansable de los cambios de nuestra sociedad. Y a analizar la España de hoy se dedica buena parte de esta enjundiosa conversación que no dejará al lector indiferente. Se habla aquí de la brecha entre la sociedad civil y la clase política (“es una clase que está siempre encerrada en su burbuja particular, compiten unos con otros y se olvidan de representar los intereses de la ciudadanía”), del papel de los medios de comunicación (“no está muy claro que el ciudadano del siglo XXI sea el más informado, es el que tiene más mensajes informativos circulando por la mediosfera”), de la imagen de la mujer y sus contradicciones, o de los cambios sociológicos que está provocando el aumento de la expectativa de vida (“de momento estamos viviendo más para vivir peor”). Además, según Gil Calvo existe un “racismo de edades”: “sólo te relacionas con los de tu edad. A los más mayores no los quieres ni ver. A los niños te los sacudes de encima y los metes en la escuela, y a los ancianos en el geriátrico. Esa incomunicación entre generaciones crea una serie de compartimentos estancos, una estratificación que es peor que la estratificación por clases sociales”.

 

El sumario de este número 85-86 de TURIA contiene también el apartado habitual de “La isla”, con fragmentos del diario de Raúl Carlos Maícas ilustrados por Isidro Ferrer.

 

REIVINDICACIÓN DE MANUEL DERQUI Y PILAR NARVIÓN

 

Respecto a la sección de temas aragoneses, se publica un espléndido trabajo de Isabel Carabantes sobre Manuel Derqui (1921-. Un afortunado rescate literario que permite redescubrir y revalorizar la figura de Derqui para la literatura de buena parte del siglo XX. Para Carabantes, “resulta imposible el acercamiento a la obra de Manuel Derqui sin tener presente su vida”. De ahí que su obra cumbre, la novela “Meterra”, “mostraría la suma de todos los esfuerzos técnicos y estructurales recogidos a lo largo de más de veinte años de creación”.

 

Coincidiendo con la aparición de un libro con el mismo título y autor, “Pilar Narvión, andanzas de una periodista perezosa”, el periodista Juan Carlos Soriano realiza una excelente síntesis de su imprescindible trabajo biográfico en torno a una de las leyendas vivas del periodismo español: Pilar Narvión (Alcañiz, 1922). Una profesional de la comunicación que, además de un gran manejo del idioma y de la capacidad de análisis, “ha tenido el privilegio de presenciar los acontecimientos que marcaron la historia de España y Europa en la segunda mitad del siglo XX”.

 

 

 

 

 

Comentarios