Nuevos tiempos para los empresarios de Sabiñánigo y el Alto Gállego

Juan Manuel Fonseca

Desde el 2005 la asociación de Empresarios de Sabiñánigo tomo un nuevo rumbo para adaptarse a los nuevos tiempos en trabajo y necesidades de financiación para sus asociados. El nuevo equipo, al frente de la Junta de Gobierno, Jesús Arasanz y la llegada de una gerente, Raquel Betanzos, han cambiado las costumbres, hábitos, gestiones, de cara al interior como a la galería, en su promoción y estar.

Un antes y después ha sido la transformación, con la modificación del nombre, “Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego”, de cara a poder competir, captar a los comerciantes y empresarios de este territorio, con la isla por el momento de Biescas, que funciona con su propia asociación empresarial. En la actualidad y a un año de renovación de cargos me quedo con una reflexión de su presidente, Jesús Arasanz, “ las asociaciones trabajan por el empuje y compromiso de sus integrantes, pero como la cerveza tienen momentos de subidas muy importantes y otros más bajos, en los que también se debe estar peleando”.

Hoy, a base de un trabajo serio y constante y haciendo valer sus derechos y los méritos de sus asociados sigue adelante la asociación empresarial del Alto Gállego, trabajando con otras asociaciones comarcales, en aquellos intereses comunes, pero sin olvidar que su centro de mayor población y origen. lleva el nombre y no se si el apellido de Sabiñánigo. Y en ese futro de un horizonte de cerca de un año y medio “vuelve al frente de la asociación una mujer”, pero eso si ¿donde el nombre y el apellido de sus orígenes?.

Han conseguido para algunos que el concepto de empresario haya cambiado, hasta el punto de que se les considere un sector emprendedor y dinámico y, por esto mismo, su opinión sea tenida en cuenta y respetada en muchas ocasiones en las reuniones sobre planes y proyectos de desarrollo con las administraciones locales y autonómicas.

Comentarios