El GMAM ultima los preparativos de la expedición al Lhotse sin oxígeno

El próximo lunes siete miembros del Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca, GMAM, parten desde el Aeropuerto de Madrid – Barajas en dirección a Katmandú, capital del Reino de Nepal, con la intención de ascender el Pico Lhotse, de 8.516 metros de altitud y cuarta montaña más alta del Planeta. La finalidad deportiva de esta expedición es la preparación de los expedicionarios para afrontar en un futuro próximo la ascensión al K-2. Y una de las dificultades más interesantes es que lo van a hacer sin oxígeno.

Una vez en Katmandú se reunirán con tres miembros de la Escuela de Montaña Chilena y todos juntos iniciarán el trekking de aproximación, de siete días de duración, hacia el Campo base del Lhotse situado a 5. 400 metros de altitud en el Glaciar del Khumbu.

Durante la expedición, el GMAM colaborará en el ámbito de la investigación, formación, actualización e innovación tecnológica con varias instituciones civiles. Entre las más importantes podemos destacar: La Universidad de Zaragoza, a través de los proyectos de investigación “Deterioro neurocognitivo en altitudes extremas” y “Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Entornos Hostiles para Rescates”; La Universidad de Vigo con la Fundación “Laboratorio de Anatomía Animal” y el Grupo de Investigación “Salud y Seguridad en Montaña” reconocido por el Gobierno de Aragón.

El Grupo de Investigación, Salud y Seguridad en Montaña”, liderado por el Doctor en Psicología Pedro Allueva Torres, abarca tres áreas: Prevención y formación en montaña, Patología de la Montaña y Psicología y salud en montaña. Este grupo está realizando una expedición científica paralela al Campo base del Lothse, para poder realizar su labor investigadora insitu, tanto con los miembros de nuestra expedición como con otras expediciones aragonesas que ya se encuentran en la zona.

La expedición dispone de 38 días de estancia en el Campo Base para poder acometer su objetivo, aunque el Gobierno Nepalí ha puesto limitaciones a las expediciones primaverales al Everest y al Lhotse: Ninguna expedición podrá ascender por encima de los 7.200 metros antes del día 10 de mayo.

La ruta elegida para la ascensión aúna compromiso, altura y dificultad y en parte coincide con la ruta de ascensión al Everest por el collado sur. Los expedicionarios tendrán que superar la peligrosa cascada de seracs del Khumbu, progresar por el famoso e impresionante valle del Silencio, y una vez montado el campo II a 6.400 metros, remontar las laderas heladas del Nuptse para alcanzar la franja rocosa conocida como “Las bandas amarillas” (7.500m). Superadas estas dificultades, la ruta se desvía de la del Everest para encaminarse hacia un corredor de hielo, nieve y roca de 50º de inclinación que da acceso a la cima del Lhotse.

Comentarios